14 de octubre de 2014

Un mundo peor - Claudio Cerdán





Roberto Cusac, expolicia reciclado a detective, alcoholizado y solitario, vive obsesionado por un caso que destrozó su carrera, su matrimonio y su alma: la desparición de su hijo de 6 años, Jaime, al que nunca encontró. Ha repasado mil veces las pistas y siempre le llevan a ninguna parte. Cuando le encargan que busque a una chica desaparecida, sus heridas parecen reabrirse, pero un halo de esperanza y la sensación difusa de que el destino le brinda una segunda oportunidad avivan de nuevo su instinto para jugar una última partida a doble o nada.…Con ese lenguaje directo que acaricia la soledad de sus protagonistas y desnuda sus almas, Claudio Cerdán nos ofrece una historia reflexiva sobre el abandono y la pérdida, una novela policiaca que ahonda sin miedo en el dolor y la imposibilidad del olvido.
 


Hoy vengo con un libro que en cuanto vi la novedad me encantó y sabía que tarde o temprano iba a leerlo. El libro en cuestión es Un mundo peor de Claudio Cerdán.

Estamos ante una novela negra/policial que engancha desde el primer momento. Roberto tiene todo lo que un hombre puede desear: un buen trabajo, una mujer y un hijo, Jaime. Hasta que todo se desmorona: en el parque durante una tarde pierde de vista un segundo a su hijo y ya no le vuelve a ver jamás. Nadie ha visto nada, nadie sabe nada. Durante la investigación, Roberto comete errores que le obligan a dejar su trabajo de policía. 

Y desde ese momento su vida se desploma y no volverá ser la misma. A raíz de esto, sin saber dónde está tu hijo, qué ha podido pasarle, se le suma la pérdida de su profesión más la ruptura matrimonial con su mujer.

Roberto, pasados los años, se dedica a ser detective privado. Si, pasa a ser el típico detective desmejorado, sin ganas de vivir, sin dinero y siendo un borracho. Hasta que vuelve a aparecer su mujer que le pide que ayude a su gran amiga a encontrar a su hija que ha desaparecido hace unos días. La única norma que tiene Roberto en su trabajo es no aceptar trabajos donde hayan desparecido niños. Pero al final acepta la proposición, y aquí es donde empieza realmente la historia. Cómo empieza a investigar y cómo de nuevo vuelve su maquinaria a funcionar.

Una historia con ritmo, que no te deja respirar, no por las grandes acciones, sino por la angustia que vivimos permanentemente con Roberto: está escrito en primera persona, y podemos sentir paso a paso sus emociones al revivir el pasado e imaginar que sería de su hijo.

Es un libro que quizás, desgraciadamente, nos cuenta la realidad de cómo pueden vivir unos padres en estas situaciones: en la penumbra completa por el no saber y no poder seguir el duelo por la "supuesta muerte" de su hijo. Es duro que un hijo se muera, pero es más duro vivir con la angustia de no saber qué le ha pasado, si seguirá vivo, si se habrá muerto o si habrá sufrido.

Yo cuando leí el libro, no se me saltaron las lágrimas, pero si vives en un halo de misterio, de dolor y de angustia, reviviendo su dolor, sus dudas y el miedo a no saber. Una historia que te conmueve por dentro al profundizar tan adentro en los sentimientos de nuestro protagonista.


En conclusión, una novela negra con ritmo ágil y directo que adentra al lector a la profundización de los sentimientos del protagonista, para revivir los sucesos pasados y recientes. Una investigación de una desaparición que aun estando en segundo plano nos hace contemplar los pasos que irá dando el protagonista. Cómo va sintiendo cada momento y cómo puede cambiar algo en tan poco tiempo. Una historia real y dura. Un dolor continuo, permanente que perdura para siempre. 




Image and video hosting by TinyPic

12 comentarios :

  1. No me termina de llamar, no creo que lo lea :D

    ResponderEliminar
  2. Ay no sé si se publicó mi comentario, creo que no. Te decía que a mí este tipo de novelas me gustan casi todas, así que me la llevo anotada
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Hola! no suelo leer libros de este género, me este me lo apunto, para ampliar lecturas XD
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Me encanta la portada *-* No conocía el libro, pero no pinta mal, tiene un estilo que me suele gustar, aunque tanto drama ahora mismo... No me llama del todo. Igual para más adelante, apuntado queda.

    ¡Un besote! <3

    ResponderEliminar
  5. Esta es el tipo de novela que me suele gustar. Me la llevo anotada :)
    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Tengo pendiente todavia Cien años de perdon pero es que en este momento no me apetecen historias duras como las que cuenta este autor. De momento lo dejo pasar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Pues esta vez lo voy a dejar pasar, no me termina de convencer <3

    ResponderEliminar
  8. Me encantó!! Me la anoto para que sea una de mis próximas lecturas!! Gracias por la reseña!!

    ResponderEliminar
  9. Me la llevo. Creo incluso que la tengo en el kindle pero no estoy segura y me encanta lo que cuentas aunque supongo que es una novela dura.

    Bs.

    ResponderEliminar
  10. No tiene mala pinta. Tomo nota. Un beso.

    ResponderEliminar
  11. A mi me pasó como a ti, me tuvo todo el tiempo con el corazón encogido. No es de ésos libros que te hacen llorar (con mocos) sino de los que te sobrecogen.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. hola pues yo este libro lo leeré en cuanto tenga un hueco, me parece interesante y me gusta lo que nos dices en la reseña, lo de las pérdidas de unos padres y el ritmo ágil, chao

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...