24 de abril de 2019

El año de la luna azul - Lucía Feliu


El año de la luna azul

Lucía Feliu
Alfar, 2018
352 págs.
Serie:  autoconclusivo


Sinopsis

Una mañana, Carlos recibe una llamada comunicándole que su hermano Gregorio ha muerto en un atentado en Tel Aviv. Antes de marchar Gregorio le había revelado una interesante investigación periodística que llevaba realizando junto al historiador, el profesor Swartz. Carlos decide viajar a Israel para traer su cadáver de vuelta a casa y es a partir de este momento cuando comienza a ser testigo de unos extraños sucesos que le llevarán a pensar que el atentado no fue fortuito.  
Su vida corre peligro y la única manera de protegerse es averiguar quién está realmente detrás del acto terrorista. Las indagaciones le obligan a viajar a Berlín, allí volverá a recorrer las pistas que conocían su hermano y el profesor Swartz hasta dar con un importante empresario del diamante, de origen judío y antiguo galerista de arte en el Berlín de 1938.  
A partir de este momento el presente comienza a entremezclarse con el pasado, con los años del exterminio nazi contra el pueblo judío. Siguiendo los pasos del ex-galerista y de su azarosa vida Carlos al fin descubrirá la respuesta a tantos interrogantes. 
Sin abandonar la trama amorosa que vive el protagonista, El año de la luna azul no deja de ser un buen ejemplo de novela policíaca con ligeros toques del género negro. Lucía Feliu, nos ofrece en su nueva novela algunos apuntes curiosos sobre te­mas tan llamativos como la expoliación nazi de obras de arte o el lado oscuro del actual negocio del diamante. 
Al igual que en Cartas a Siracusa (2015), en El año de la luna azul la autora nos vuelve a sorprender con la descripción de algunas ciudades del mundo. Esta vez serán Berlín, Tel Aviv y Zagreb las que se convierten en magníficos escenarios de esta trepidante aventura.

Opinión

Tenía esta novela desde hace meses y la he ido dejando apartada sin tener motivo aparente. Estos días decidí leerla por fin y me arrepiento de no haberla leído antes, El año de la luna azul.

La novela comienza conociendo a nuestro protagonista Carlos que nos cuenta cómo empezó su aventura: su hermano va a entrevistar a un importantísimo historiador, el profesor Swartz, el cual cuenta en su nuevo libro que ha descubierto una trama de venta de cuadros famosísimos falsos en Europa durante la IIGM. De esta forma, Carlos y su hermano Gregorio, junto con la amiga de estos, Raquel, comenzarán una odisea llena de peligros y muertes tras esta entrevista: su hermano muere en un atentado en Israel junto al profesor Swartz y descubre que ha sido totalmente intencionado y que querían verlos muertos a los dos.

Aunque os lo cuente así, no es todo tan fácil, hay más fondo y trama y, bueno hay que leerlo... pero básicamente esa es la sinopsis donde tres personas anodinas, un periodista, un pianista y una relaciones públicas se enzarzarán en una carrera contrarreloj para sacar a la luz los secretos más oscuros escondidos desde hace muchos años. La trama en un principio es sencilla, plana incluso, conociendo a los protas, pero cuando se recibe la llamada desde Israel comentando la inesperada muerte y atentado  del hermano de Carlos, empieza una locura de peligros con huidas y persecuciones, algunas muertes, y sobre todo una trama llena de intriga y con muchísima acción que hará que el lector no pueda parar de leer.

La novela nos la narra Carlos, por tanto tendremos una visión algo sesgada de los acontecimientos, hubiera estado bien añadir algún capítulo donde se narrara la visión de los malos para intensificar aún más toda la intriga, pero Carlos añade ese toque personal, tierno, y simpático al relato. Nos brinda su sencillez y su valentía inaudita ante tanta sinrazón. Raquel es la otra gran protagonista, que junto a Carlos, se pone en peligro para desentrañar el porqué de todo. Gregorio, el hermano de Carlos, y el que ocasiona todo, será un personaje más bien secundario que da ese toque pícaro, pero a la vez quizás el más sensato en ciertos momentos. Porque la verdad es que Carlos se desvive por descubrir la verdad, donde lo más sensato hubiera sido quedarse en su casa, pero quizás la luna como dice él y su vida pasada, tan anodina, tan plana y aburrida, ayudan a que despegue el ser escondido que no había salido y que ahora representa la firmeza, y el arrojo de conocer la verdad y sacar a la luz los oscuros negocios que han matado a tanta gente y que ahora van detrás de él.

La novela me ha enganchado mucho, es un thriller apasionante, lleno de sorpresas y con mucha información detallada. Es verdad que es todo ficción, y es una novela al fin y al cabo, pero la trama descubre las oscuras entrañas de algunas empresas, sobre todo las empresas dedicadas a la obtención de diamantes, de ciertos políticos y de gente adinerada que les da igual todo por conseguir su propio alzamiento; pero también nos habla de la supervivencia durante la IIGM, de la labor de las organizaciones sin animo de lucro; del poder del periodismo, de lo peligroso que es y la importancia de su labor en airear realidades que duelen y que se esconden. Me ha gustado mucho el giro que da, y como de un thriller quizás más histórico va a uno más inquietante, más negro y de acción. La novela no da tregua y termina con un final de infarto que se lee con el corazón en un puño.

Siempre digo que hay escritores que escriben francamente bien, que escriben novelas preciosas y adictivas y no se les valora en calidad. Lucía me parece una de ellas. He leído dos novelas suyas y las dos me han encantado. Diferentes, pero con un estilo marcado. Esta novela, además de todo lo dicho, tiene momentos más tiernos y calmados donde la música, el amor y la luna son los protagonistas. Esos momentos, que quizás habrá gente que no los disfrutaría, yo los he vivido intensamente y hacen que valore mucho más y mejor a la novela. Y es que la novela tiene tintes visuales y de acción que hacen que estés viviendo una grandísima película y donde el desenlace te deja con ganas de mucho más de "la directora". Una novela increíble, que me ha encantado, con momentos de calma y sosiego y momentos de intriga máxima y acción desmedida. Un intrigante thriller de acción y aventuras, donde tampoco le falta el amor, que recomiendo muchísimo. 
Recomendado: Sí, 
un libro para devorar y disfrutar

Reseña

22 de abril de 2019

Nostalgia de la sangre - Dario Correnti



Nostalgia de la sangre

Dario Correnti
Grijalbo, 2019
506 págs.
Serie:  autoconclusivo?


Sinopsis


 Dicen que «El vampiro de Bottanuco», el primer asesino en serie de Italia, ha vuelto. 

Una insólita pareja de investigadores acepta el desafío de desenmascararle.  


Nostalgia de la sangre, una sugerente sorpresa en el universo del thriller.
Un día de diciembre aparece en un pueblecito del norte de Italia el cadáver de una chica salvajemente asesinada. 
Ilaria Piatti, joven becaria de un periódico local, relaciona el crimen con terroríficos hechos del pasado: el caso del Vampiro de Bottanuco, el estrangulador de mujeres que aterrorizó la región hace 100 años. 
Para Marco Besana, su veterano compañero de redacción, este es el caso que ha estado esperando toda su vida, con el que podría coronar su carrera. 
Juntos avanzarán a tientas en la oscuridad tras el culpable. Ambos ignoran que la oscuridad es el territorio preferido del monstruo.

Opinión

Novela negra e Italia juntos, ¿creéis que lo iba a dejar pasar? Pues no, por supuesto... Nostalgia de la sangre.

Nuestros protagonistas son dos periodistas. Uno experimentado y veterano periodista de sucesos, casi a punto de jubilarse, y la otra, una becaria extraña, algo pazguata, que está empezando y a la que van a echar en unos días. Marco Besana es el encargado de informar sobre el crimen ocurrido en Bérgamo: una mujer aparece mutilada, con signos de haber sido víctima de canibalismo. Ilaria Piatti, llama a Besana porque cree tener una pista sobre quién está detrás de todo esto: la escena del crimen es igual a la acontecida durante el primer asesinato del Vampiro de Bottanuco, el primer asesino en serie de Italia, en el siglo XIX. Comienza así, una investigación periodística y casi policial con nuestros dos periodistas juntos para averiguar si Vicenzo Verzeni, el Vampiro de Bottanuco, ha vuelto.

Una novela negra a ritmo de thriller donde dos periodistas, por dos motivos diferentes, se sienten en la obligación de aclarar todo. Gracias al cuñado de Besana, que es policía, tienen información de primera mano, y gracias también a su documentación pasada del primer asesino en serie, sus mentes brillantes, las impredecibles conversaciones con los vecinos, van formando una imagen del asesino: una mente sádica, con traumas infantiles y con algún problema sexual. Vamos como todo asesino en serie que mata a mujeres, en ese sentido no hay originalidad, pero sí que destila a novela clásica negra: dos arduos investigadores que no son policías, con problemas familiares y que se obsesionan demasiado en la búsqueda de la verdad. El caso se va intrincando mucho cuando hay varios sospechosos y Besana y Piatti no se fían de la facilidad de todo, saben que están ante una mente perversa y muy sádica, pero muy inteligente. La osadía de ambos hará que se cierre todo en un gran y terrible desenlace, aunque algo tibio en cierta medida ya que Correnti deja mucha parte a la imaginación y ya sabéis que me gusta que me describan hasta el último detalle. Aun con eso el final ha sido increíble, con el corazón en un puño he estado hasta cerrar complemente la novela.

La narración de la novela es excelente, fluida y sencilla, con unos diálogos ingeniosos, donde la ironía y la chispa entre los personajes es perfecta. Además, con unos capítulos muy cortitos, incluso con frases concisas y cortas, hacen que el ritmo sea frenético y no te da tiempo a nada ya que están pasando cosas continuamente. La tensión narrativa es continua durante toda la narración gracias a la gran atmósfera que se recrea: el norte de Italia, la inseguridad y el miedo a que la próxima víctima seas tú, el cierre excesivo de los vecinos ante los extraños y sobre todo ante los forasteros, las carreteras eternas, los múltiples sospechosos...

Me ha encantado como en la trama introducen varios temas como es el periodismo, además de recrearnos con un trabajo complejo, muy gratificante pero durísimo en muchos momentos, nos muestra el desafío, el coraje y valentía por descubrir la verdad, desenterrar los secretos, pero también, la parte más negativa, la desazón y la empatía que se crea ante las víctimas y sus familiares, o el enganche que se crea en el trabajo frente a todo lo demás. Me ha gustado mucho el título, creo (y esto opinión personal) que Correnti ha jugado con él: con una frase de Besana nos narra la melancolía de un periodista de sucesos cuando le destierran o le jubilan, la sed de más sangre, de más víctimas, pero es verdad que también cuadra con nuestro asesino. Me ha gustado ese doble juego del título que resume muy bien a los dos grandes protagonistas de la historia. Todo esto edulcora una novela cruda, salvaje pero muy adictiva: nos da miedo, pero queremos más.

Es impresionante. Me ha encantado toda, entera, no sobra nada. Es cierto que a mitad de la lectura ha bajado algo la intensidad, pero es complicadísimo tener más de 500 páginas y que la acción esté siempre a un nivel tan alto, pero me ha gustado que se pare para describir mejor a los protagonistas, para jugar, para inquietar, para desestabilizar. El libro ha sido brillante en todos los sentidos, lleno de acción, suspense y delirio. Dario Correnti, un seudónimo bajo el cual están dos autores, ha creado una obra perturbadora y escalofriante, que desde el principio intuyes que es una gran novela, increíblemente bien construida y que no puedes parar de leer. Espero y deseo que haya más aventuras con estos dos periodistas, porque me han dejado con muy buen sabor de boca.

Recomendado: Sí, muchísimo
Thriller negro italiano espectacular

15 de abril de 2019

Un secreto - Alejandro Palomas

Un secreto

Alejandro Palomas
Destino, 2019
256 págs.
Serie:  Un hijo #2


Sinopsis

Es que como Nazia es mi amiga y desde Navidad vive con papá y conmigo porque es mejor, ahora es mi hermana de acogida, que es como si fuera una hermana de verdad pero sin transfusión y eso quiere decir que nos lo tenemos que contar todo, hasta los secretos más secretos. Aunque el secreto más gordo de todos Nazia no se lo ha contado a nadie porque su madre le dijo que si lo hacía, ella se moriría de pena. 
Pero al final, como somos casi hermanos, me lo ha contado.

Opinión

Alejandro Palomas es una apuesta segura. Siempre va a gustar. Cuando vi que salía la segunda parte de Un hijo, quise leerlo desde el minuto uno, Un secreto.

Un hijo me encandiló tanto y me llegó tan hondo que quise saber de Guille y de su gente. En este libro la gran protagonista será su amiga Nazia que ya salió en el anterior libro. En esta nueva aventura de Guille nos encontramos justo después de Navidad, en el segundo trimestre del cole. Conocemos que Nazia ahora está viviendo con Guille y su padre, Manuel, debido a que sus padres y su hermano están en la cárcel. Nazia ahora tiene un hermano y un padre de acogida y está encantada. María, la psicóloga del cole, nuestra Mary Poppins particular, y Sonia, la profe de los niños, se dan cuenta, por la actitud de Nazia, que esconde algo y como buenas profesionales intentarán averiguar qué le pasa a la niña y si pueden ayudar a la niña de alguna forma tras la tragedia que sufre con su familia.

Si el otro me conquistó por su emotividad, este me ha conquistado por la serenidad, emoción y franqueza que destila. Cuenta unos hechos muy difíciles de narrar, pero Alejandro lo hace con mimo, con amor, y con honestidad. Lo aborda de forma mágica para que parezca todo más fácil, pero no lo es: los padres de Nazia fueron detenidos porque iban a casar a su hija menor en Pakistán con un adulto, de este horror el autor narra unos acontecimientos tan especiales que gracias a la mirada tan ingenua de unos niños nos darán de nuevo una lección a todos los adultos.

Y es que las piezas están muy desordenadas y además tenemos muy pocas. Unos niños soñadores, una Cenicienta moderna, jilgueros, dibujos, unas llaves, música... Estas cosas que parecen no encajar ninguna, Alejandro las une de forma magistral y tan emocionante que no sabes como has llegado a un final enternecedor y tan difícil a la vez. Una historia de superación, de miedos, de ilusiones, y cómo siempre, de magia, con esa magia que los niños ven todo, con esas miradas tan inocentes, tan genuinas que no podemos hacer más que caer rendidas a ellas.

Los personajes son los mismos, con un Guille más fuerte, más mágico si cabe, con un Manuel menos protagonista, pero mucho más entero tras asumir la responsabilidad con su hijo y el hecho de asumir por fin los sucesos pasados, Sonia la profe que a pesar de llevar mucha carga encima, conoce perfectamente a cada niño y sabe mucho más que nadie, María, esa psicóloga que ejerce magia encontrando secretos, sacando la luz de cada ser; en este libro encontramos a una niña nueva, una nueva amiga llegada de Sudáfrica, Angie, una niña albina que llega para ser operada en España... Nazia tiene un papel protagonista fundamental, tan valiente, tan humana, tan adulta...

Todos estos personajes en tan pocas páginas se desnudan y nos vierten sentimientos para que el lector comprenda ciertos aspectos olvidados en esta sociedad: la importancia de los profesores, la bonita acción de ayudar y acoger niños en situaciones difíciles, lo fundamental que es escuchar, sentir y entender a los niños en sus luchas interiores, en sus miedos irracionales y en sus reflexiones infantiles... Esta novela me ha parecido un gran homenaje para todas aquellas personas que luchan por los niños y que trabajan para hacerles un mundo mucho mejor.

A pesar de ser una novela tan corta, Alejandro dota de voz a cada uno, excepto Nazia, que siempre la veremos por otros ojos, siempre está rodeada de un halo de misterio continuo, con una educación diferente, unos padres en la cárcel... Y lo único importante es Cenicienta. Nazia da una lección de vida a todos, nos sorprende su madurez, su sensatez, en medio de la catástrofe... pero siempre queda la imaginación, la magia y la inocencia. Este autor se mete muy a fondo en el interior de ellos y hace que el lector empatice con ellos siempre, consigue en cada obra suya sacar lo mejor de cada uno y exponerlo. Tiene un don para crear personajes e historias.

La prosa en este libro es fantástica: inocente, coloquial, simple, y a la vez estimulante y reflexiva con los adultos. Construye una novela sencilla a la par que interesantísima. Los temas que trata son verdaderamente relevantes y lo hace para que reflexionemos, pero a la vez que leamos una historia tierna, emotiva y mágica. Consigue transmitir muchas emociones al mismo tiempo y consigue que entendamos muchas cosas. Una lectura recomendada para todos los públicos, a pesar de que sea una lectura aparentemente para jóvenes: repito lo que dije de la primera parte, es para todos, padres, hijos, abuelos... Aunque se puede leer sin haber leído Un hijo, yo si recomiendo su lectura para entender el contexto de Guille y su entorno. Creo que es una obra con mucho fondo, con una historia entretenida, fascinante que no podéis perderos, no...


Recomendado: Sí,
Palomas es apuesta segura

Reseña