18 de noviembre de 2019

El último secreto de los Deverill - Santa Montefiore


El último secreto de los Deverill

Santa Montefiore
Titania, 2019
416 págs.
Serie:  Las crónicas de Deverill #3


Sinopsis

Estamos en 1939 y los nubarrones de la II Guerra Mundial se ciernen sobre Europa. En Irlanda muchas cosas han cambiado y una nueva generación de la familia Deverill se halla a punto de desplegar las alas. 
Martha Wallace llega a Dublín con la esperanza de conocer a su madre biológica. Tras ver frustrados sus intentos de encontrarla, conoce por casualidad con JP Deverill, el vástago de los Deverill, y todo cambia para ella. 
Vidas que se entrelazan y secretos desvelados: la cautivadora historia de la familia Deverill alcanza así su dramático y emocionante desenlace.

Opinión

Estoy feliz y triste a la vez. Hoy por fin os traigo el tercer y último libro de la serie Deverill de Santa Montefiore, es una sensación muy extraña, feliz por lo que he sentido, y triste porque ha terminado... El último secreto de los Deverill.

Nos encontramos justo en el momento donde terminó el segundo libro. No voy a hacer spoilers, pero nos encontramos con un reencuentro donde un secreto oculto desde hace años va a complicar una futura pareja. Nos encontramos en el año 1939, con todos los personajes en Ballinakelly. El castillo de los Deverill ya no les pertenece, pero la vida sigue en este pueblecito, intuyendo lo que viene en ciernes, otra futura guerra mundial; todos los personajes esconden un secreto y este último libro se descubrirán todos, y cada uno de ellos y abrirán de nuevo los corazones llenos de rencor y desilusión para dejarlos libres, alegres y, honestos con sus sentimientos.

Los personajes son los de siempre, Kitty, Celia, Bridie, Jack... y personajes nuevos como JP, Martha, Emer, Alana... Personajes nuevos, y generaciones nuevas que me han conquistado desde el minuto uno. Fuertes, valientes, decididos, pero donde los secretos antiguos y las mentiras arraigadas en la familia, harán que el sufrimiento siga presente en ellos; es esto lo que tienen que superar todos los personajes, ese vaivén de sentimientos de amor y odio, sentir y deber,  lo real y lo mágico se transforman en una historia con personajes reales e increíbles. La autora ha conseguido que una serie con multitud de personajes -malos, buenos, mejores o peores-, conformen una historia donde todos interesen y que ninguno sobre y, consigue llegar al lector con cada uno de ellos, regalándonos historias diferentes y entrañables. Es muy difícil conseguir que todas las subtramas interesen, pero aquí todas son parte fundamental de una gran historia y eso se debe al gran trabajo que hay detrás de cada uno de estos personajes.

La ambientación de nuevo vuelve a sorprenderme. En este libro nos toca vivir el antes, el durante y el después de la Segunda Guerra Mundial, nos muestra pequeños detalles interesantes, sobre todo como vivieron los pilotos británicos aquellos momentos donde su propia vida peligraba. Pero si algo vuelvo a percibir en la autora es como nos envuelve en todo momento por ese halo de misterio, esa montaña de sentimientos, con bamboleo de acciones equivocadas pero necesarias para desarrollar una historia de verdad muy intensa y real. Una novela fácil de visualizar gracias a las fantásticas descripciones, y que preveo fácil adaptación para una serie... la verdad me encantaría ver en pantalla toda esta gran y compleja crónica de esta familia.

El último secreto de los Deverill pertenece a una serie de ficción histórica con toques románticos, drama, aventuras e intriga, y que me ha parecido una maravilla. Desde el principio hasta ese final fantástico, con emocionantes escenas y personajes abriéndose en canal para que el lector se emocione con ellos. Con ese final he tenido que coger un pañuelo para sofocar las lagrimitas de alegría y tristeza que tenía. Un final muy realista, muy digno y que demuestra la solidez y la franqueza en toda la historia. Un libro lleno de sentimientos, de desventuras, de tensión y como siempre llena de tragedias, pero también de alegrías y de, por fin, cerrar viejas heridas. Nos demuestra la importancia del amor, del perdón y de seguir adelante.  Sin duda, es una serie inolvidable, y se convertirá en una de las series más emocionantes, interesantes y especiales que he leído. Un viaje a Irlanda inolvidable, lleno de buenos momentos que os recomiendo leer sí o sí. Una trilogía magistral e imprescindible.

Recomendado: Sí, mucho
una trilogía fascinante

Reseñas Crónicas de Deverill
Reseña

7 de noviembre de 2019

Diamantes de luz helada - Carlos Díaz Domínguez


Diamantes de luz helada
Carlos Díaz Domínguez
Autopublicado, 2019
411 págs.
Serie:  autoconclusivo


Sinopsis

¿Quién es Alfredo? Esa será la pregunta que se convertirá en una obsesión para Sagrario Ortiz, una joven periodista a la que un cruce de casualidades llevará a conocer a alguien que se encuentra en la última etapa de su vida: Elvira Pineda. 
La intensa complicidad surgida entre ambas mujeres provocará que Elvira confíe a Sagrario un asunto familiar de la máxima trascendencia acontecido hace más de treinta años. El encargo propuesto llevará a la profesional a iniciar un viaje donde ninguna certeza será fiable, y que la conducirá desde Almería a Canarias y al Sáhara, ya que tendrá que adentrarse no solo en el pasado de Elvira, sino también en el de su corta y calculadora familia. 
Diamantes de luz helada es una historia de búsqueda, de tesón, de fe en lo que jamás se ha dejado de creer, de compromiso personal, de lealtad, donde se darán cita los sentimientos más enraizados y enfrentados del ser humano, y que nos llevará a formularnos una doble pregunta: ¿Quién es y dónde está en realidad Alfredo?

Opinión

De Carlos llevo leídos unos cuantos libros, y siempre me sorprenden y me encantan. No podía faltar a la cita de su nueva novela, Diamantes de luz helada.

La historia comienza algo lenta, muy introductoria y con muchos nombres. Hay dos hilos temporales y dos historias completamente inconexas en principio. Conocemos a Sagrario, una periodista que acaba de ser despedida de su trabajo; estamos en el 2008 y por pura coincidencia, conocerá a la abuela de su novio, y nacerá entre ellas unos lazos de unión muy fuertes que harán brotar esa rama periodística que lleva Sagrario en las venas. Por otro lado, conocemos los oscuros hechos que acontecieron en el año 1975 durante el conflicto que hubo entre España y el Sáhara. Conocemos a varios personajes, algunos reales, que vivieron unos hechos que terminaron siendo silenciados y que muchos desconocemos, entre los que me incluyo. Además, en este mismo año conoceremos a una pareja de enamorados en Canarias, Pino y Alfredo, dos jóvenes que vivirán una historia de amor distinta, apasionada, pero trágica a la vez.

No sabemos muy bien, como estas dos (o tres) historias se enlazarán hasta bastante avanzada la historia. Confieso que la primera parte de la novela es algo lenta. Mucha información y documentación del tema al Sáhara, que termina abrumando al lector. O al menos a mí. La novela histórica me gusta, y esta lo es: me gusta saber, conocer hechos desconocidos, hechos oscuros y muy poco conocidos como es este tema, donde primaba la política y no los ciudadanos, ya que la zona era una zona primordial para todos y según vamos avanzando nos daremos cuenta como posiblemente cada país jugaba sus cartas para sus intereses y como se taparon ciertos asuntos algo espinosos. Todo esto Carlos lo narra de forma magistral, pero para mi gusto con demasiados datos que hacen que te pierdas un poquito.

Reconozco que lo que más me gusta de Carlos es su forma de narrar, su forma de contar historias personales, como las va cocinando para terminar con un siempre emocionante final. Aquí sigue habiendo emoción, un final de esos que te encantan, que se te cae la lagrimita, pero me ha faltado un epílogo final. Si me leéis, sabéis perfectamente lo que me gusta que me cuenten todo, aunque sea duro de leer, yo lo quiero saber, y aquí me ha faltado un final más largo, más concretado, mucho más desmigado todo, sé que cierra lo más importante, pero un personaje se queda con un final abierto y me hubiera gustado conocer parte de su futuro.

Pero aun con ello, he disfrutado una vez más de la prosa de Carlos, tan ágil y elegante, con una ambientación estupenda: parece que retrocedamos en el tiempo y sintamos como era la vida de los militares enviados al Sáhara y como bien dice el título sentir esos diamantes de luz helada en propia piel (Carlos, magnífica metáfora con la que das título al libro👍). Además de todo esto, se palpan y se sienten muchos sentimientos en esta novela: la ruleta de emociones que podemos sentir ante los sucesos que nos van reconcomiendo, como se vive y perdura la pérdida de un ser querido, y la manera de llegar al final de tu vida y sentirte por fin liberada. Además de todo esto, hay un gran desarrollo personal en varios de los personajes, lo que da a la novela un toque más de real, y más emocionante.

Una novela sorprendente, con una estructura muy ágil donde vamos cambiando de escenarios y de tiempo, contagiando al lector las ganas de conocer más todo, de saber cómo encajará todo este puzzle…, y conseguir atraparnos desde los primeros compases. No le falta nada, tenemos celos, traición, secretos, pero también hay cosas muy bonitas como es el amor, historia, la amistad y sobre todo la valentía de revivir un pasado, para avanzar al futuro. Una vez más la nueva historia de Carlos me ha vuelto a sorprender, y una vez más os recomiendo a este autor, que nos regala historias muy bien construidas, con una ambientación y documentación de lujo y siempre con finales conmovedores donde el nudo en la garganta está asegurado. No dejeis pasar a este autor, os va a encantar.

Recomendado: Sí,
una gran historia cargada de emociones

Reseña:

4 de noviembre de 2019

El latido de la tierra - Luz Gabás


El latido de la tierra

Luz Gabás
Planeta, 2019
448 págs.
Serie:  autoconclusiva


Sinopsis

Alira, heredera de la mansión y las tierras que su familia conserva desde hace generaciones, se debate entre mantenerse fiel a sus orígenes o adaptarse a los nuevos tiempos. Cuando cree encontrar la respuesta a sus dudas, una misteriosa desaparición perturba la aparente calma que reinaba en la casa, la única habitada en un pequeño pueblo abandonado. Un guiño del destino la obligará a enfrentarse a su pasado y a cuestionarse cuanto para ella había sido inmutable. A partir de ese momento comenzará a sentir algo para lo que nunca pensó estar preparada: el amor. 
Luz Gabás construye de manera magistral una bella historia de pasión, lealtad, intriga y sentimientos encontrados.

Opinión

Hace unos años leí Palmeras en la nieve. Fue un descubrimiento y decidí seguir de cerca a la autora. Hace un par de años leí su tercera novela, y este año sabía que no me perdería su cuarta y última novela, El latido de la tierra.

Conocemos a Alira, una mujer que vive con su madre, Elegía y su hermano Tomás. Viven en Aquilare, un pueblecito que hace muchos años quedó abandonado, pero la familia de Alira decidió quedarse y allí han resistido todos estos años, hasta ahora que se encuentran en apuros económicos: deben hacer frente a gastos y casi ningún ingreso. Por eso, Alira comienza una aventura animada por sus amigas: alquilar las habitaciones de la casa para poder seguir viviendo en ella y seguir con la tradición familiar. En otro hilo temporal, conocemos que unos meses después de la idea de alquilar su casa han encontrado a un cadáver; se supone que corresponde a la persona que desapareció unos meses antes, pero todavía nadie sabe ni quién es, ni qué ha pasado, ni si hay algún asesino entre ellos.

Cuando comencé a leer esta novela, no podía creerme que Luz Gabás incluyera una trama policíaca en una de sus novelas. Cuando has leído alguna de sus anteriores novelas, sabes que escribe novelas de mucho más trasfondo del ser, de lo profundo de la persona. Por eso me extrañó que hubiera una trama así, me inquietaba y a la vez me obsesionaba en querer descubrir cómo la autora iba a desarrollar la historia. Por tanto tenemos dos tramas, una más policíaca, como decía con un cuerpo encontrado en la casa Elegía, y otra mucho más interesante y profunda; una trama más trascendental que cuenta la historia de una familia, más concretamente de una mujer que intenta sobrevivir a un pasado y a un presente demasiado banal y descorazonado. La dos tramas se unirán a medida que se vaya avanzando y eclosionan de una forma asombrosa con gran cantidad de sorpresas y emociones y de muchos cambios en cada uno de los personajes.

Alira es un personaje muy interesante con muchos matices que se van observando mientras lees y conoces su forma de ser, su pasado, su presente y finalmente su futuro. Es una mujer que carga con un pasado que no es el suyo, pero que sus convicciones y su educación hacen que sea ella la que lleve esa pesada carga a sus espaldas y eso le haga tener un carácter huraño y desencantado. Damer, por el contrario, es el personaje liberador, el que distorsiona la historia de todos, sobre todo la de Alira, que comienza a ver un mundo mucho más allá de lo terrenal. Adrián, es uno de los personajes más oscuros que podemos encontrar en la novela, con muchas sombras, y personaliza el pasado de Alira, esos miedos e inseguridades que alberga desde hace muchos años. Elegía, es la gran protagonista, pero a la vez no tiene gran protagonismo en la novela; es una mujer dura, de carácter fuerte y que rige y dirige una casa, un pasado y que nos sorprenderá en ciertos momentos. Y otra gran protagonista es la casa, la mansión Elegía, con nombre propio, donde todo gira en torno a ella; y por supuesto, no me olvido de la importancia del pueblo de Aquilare, de la propia tierra y los sentimientos que se crean alrededor de estos.

Es una novela que tiene una historia como tantas otras, pero que en realidad esconde mucho trasfondo, mucha verdad. Esconde una verdadera crítica social, esconde los sentimientos encontrados que hay en los pueblos, en esos pueblos abandonados, sin vida que han degenerado a la nada. Pero también es un canto a la libertad, a vivir, a sentir, a dejar los lastres del pasado, afrontar el presente sin prejuicios, a soñar con una tierra que nos devuelva lo que le damos. Me ha parecido magistral todo ese trasfondo que rodea la novela, la sensibilidad y el amor que deposita la autora y como cuida cada detalle hasta concluir una historia de una forma mágica, con dolor como en la vida misma, pero con ganas de volver a sentir, a vivir y a volver a reconstruirse: cerrando viejas heridas y comenzando una nueva vida. Es una metáfora tan bonita que el resumen de la novela es que me ha sorprendido para bien, de nuevo esta autora me ha maravillado, me ha dejado sin palabras...

Me ha parecido una novela que va de menos a más. Al principio no me enganchó, me apetecía leer, me intrigaba la historia, pero no me atrapaba. Pero llegó un punto, poco antes de la mitad de la novela, que hizo que cambiara todo. Me interesó todos los personajes, me intrigaban y me parecían todos ellos tan interesantes con un papel fundamental en la evolución de la novela y sobre todo en la evolución de Alira que no podía dejar de leer, con esa prosa de la autora tan ágil y embriagadora, se nota que hay mucho de la autora en la novela, por cómo plasma cada detalle, cada sentimiento, era realmente difícil parar. Comentar que el título de la novela me ha encantado. Entenderás el sentido cuando casi estés terminando la novela y te des cuenta de la profundidad y la importancia que tiene el latido de la tierra. Una novela que me ha cautivado y que recomiendo mucho. Una novela con mucha verdad, grandes personajes, y sobre todo un amor a la gente que vive en los pueblos, a los mismos pueblos y en general un amor a la tierra que nos vio nacer, crecer y también nos verá morir. 

Recomendado: Sí, 
una lectura emocionante
Reseña:Como fuego en el hieloPalmeras en la nieve