11 de febrero de 2019

Un invitado inesperado - Shari Lapena


Un invitado inesperado

Shari Lapena
SUMA, 2019
368 págs.
Serie:  autoconclusiva

Sinopsis

El nuevo y electrizante thriller de la autora de La pareja de al lado.
«Un novela que enorgullecería a Agatha Christie»

USA Today.


Los huéspedes que van llegando al encantador y remoto hotelito Mitchell's Inn se observan mutuamente con interés pero desde una prudente distancia. Todos ellos han recalado allí en busca de un relajante (quizá hasta romántico) fin de semana en medio del bosque y lejos de sus vidas. El hotel presume de contar con acogedoras habitaciones, elegantes chimeneas de leña y una bodega bien surtida. La oportunidad perfecta para practicar el esquí o acurrucarse en la cama con una buena novela de misterio.
Pero cuando una violenta tormenta azota las montañas y corta la electricidad, el grupo se ve completamente aislado del resto del mundo. Nadie puede entrar... ni salir. Entonces descubren el primer cadáver, y la horrible verdad sale a la luz. Tienen a un asesino entre ellos. Y no hay escapatoria.

Opinión

A Shari Lapena la conocí ya hace más de 2 años y me encantó su estilo de novela de intriga policiaca. Se le da muy bien inmiscuirse en la mente de los personajes de novelas catalogadas "domestic noir" y cuando vi esta novela que se alejaba algo de sus anteriores novelas, me apeteció mucho leerlo, Un invitado inesperado.

Tenemos a doce personas que convivirán un fin de semana en un hotel de ensueño: Gwen y Riley son dos amigas que se dirigen a un hotel para intentar salvar su amistad y para que Riley vuelva a ser ella tras su vuelta de Afganistán. Ian y Lauren son una pareja estable que van a pasar un fin de semana romántico al mismo hotel. David es un abogado cansado de su ajetreada vida en la ciudad, y aprovecha el fin de semana en el hotel para desconectar y pensar en su futuro. Henry y Beverly es una pareja asentada con hijos adolescentes que llegado un punto cada uno quiere una cosa: Beverly cree que este finde en el hotel volverá a retomar sus vidas de casados. Dana y Matthew es una pareja que se ha comprometido en matrimonio que pasarán estos días en el hotel para relajarse de los preparativos de la boda. Candice White es una mujer que intenta escribir por fin un libro suyo y ha tenido que venir a este hotel inhóspito para que su creatividad fluya de nuevo. Por último, Bradley y James son los propietarios de hotel, recepcionista y cocinero, hijo y padre. Todos ellos tratarán de pasar unos días relajados en el encantador Mitchell’s Inn, pero se encontrarán con dos premisas que no tenían pensadas: una tormenta de viento, hielo y nieve que les dejarán encerrados y no podrán salir, y la segunda que además de nieve y árboles, estarán rodeados de desconocidos y de un asesino: el sábado por la mañana aparecerá el primer cadáver… y no será un simple accidente. ¿Quién ha sido? ¿Uno de ellos? o por el contrario ¿ha alguien más en el hotel?

Los personajes están muy bien construidos como siempre con esta autora. A pesar de ser una novela  no muy larga y con gran cantidad de personajes, la autora consigue que la personalidad de todos ellos destaque gracias a la profundidad psicológica que le da a cada uno de ellos: conoceremos detalles de sus pensamientos en los momentos más intensos y además conoceremos los detalles más escabrosos de sus vidas pasadas, algo importante en un momento vital como el que están pasando ya que quizás se esconde un asesino entre ellos. Hay un personaje destacable como es David que se responsabiliza de todos y el que llevará, por así decirlo, el peso de la investigación aunque investigación policiaca no hay hasta las últimas páginas; pero todos y cada uno aporta algo diferente a la historia: la simpática pareja enamorada y unida, el matrimonio con hijos desganado y malhumorados, las amigas que quieren recuperar su vieja amistad, la ambigua e inquietante escritora, el abogado que quiere descansar de su vida de la ciudad, la famosa y rica pareja o, los dueños del hotel, el padre  el hijo díscolo. Todos esconden algo que la autora va ir revelando con cuentagotas y que va a crear ansiedad en el lector.

Es una novela para leer y no soltar. Cuando cogí la novela no tenía muchas expectativas en ella y cuando levanté los ojos ya me había leído casi la mitad. Es un libro que se devora sin apenas darte cuenta gracias a la heladora y terrorífica atmósfera que se respira en ese hotel: la situación claustrofóbica de estar encerrados o el ambiente enrarecido con sospechas infinitas. Todos pueden llegar a ser el asesino y cualquiera ha podido cometer los crímenes, incluso alguien que ha podido entrar en el hotel secretamente sin ser visto por nadie.  La novela está narrada de forma objetiva cambiando de escenas y personajes rápidamente y clarificando cada minuto del fin de semana, todo ello de forma directa y fluida donde como dije antes la ambientación y el hotel forman parte de la trama: encerrados, rodeados de nieve, con frío, sin luz, en oscuridad absoluta a la luz de la luna, sin teléfono, solos ellos y su miedo. Ese miedo e inseguridad se transmite al lector de forma muy viva y sientes que en cualquier momento alguien puede morir... pero no te imaginas quién.

La novela me ha encantado. La he leído en dos ratos y es que me tenía totalmente absorbida en su trama y no podía dejarla. No sé si catalogarla de thriller de intriga, pero para mí es un page-turner, en toda regla. Un libro que te encoge, te tensiona, y te lleva a escenas muy cinematográficas (por lo que no descarto posible adaptación al cine), lees y lees sin poder parar y consigue que no sepas en ningún momento quién es realmente el asesino, que es lo más importante en una novela así. La novela es la típica de suspense psicológico del ¿quién ha sido? muy Ágatha Christie como he leído por ahí y tienen toda la razón del mundo: es un libro lleno de suspense con una muy buena construcción tanto de los personajes como de la trama, que es sólida, no hay fallos y encima contienes el aliento hasta el final cuando descubres el pastel: llegas a aplaudir por el engaño sufrido y por lo bien que lo ha hecho. Un libro que recomiendo y recomendaré desde hoy; una obra fantástica, muy sencilla, quizás en algún momento repetitiva y redundante, que eso sí, ayuda a mantener aun más la incertidumbre, de horrible tensión que consigue su propósito: abstraernos, divertirnos y entretenernos durante unas cuantas horas, por cierto, heladoras e inesperadas...

Recomendado: Sí, muchísimo
una novela de suspense fantástica

Más reseñas

4 de febrero de 2019

El último baile - Mary Higgins Clark


El último baile
Mary Higgins Clark
Plaza&Janés, 2019
288 págs.
Serie:  autoconclusivo

Sinopsis


Una fiesta.
Un asesinato.
Sin testigos.
 
El cadáver de Kerry Dowling, de dieciocho años, aparece en el fondo de la piscina. Ninguno de los invitados a la fiesta que dio, aprovechando la ausencia de sus padres, ha visto absolutamente nada. 
Sin embargo, la ausencia de testigos no significa que falten sospechosos, y la policía no tarda en centrarse en el novio de Kerry, con el que discutió en mitad de la celebración; o en su vecino, que se enfadó por no ser invitado (y todos saben lo difícil que es para Jamie relacionarse con los demás y contener las emociones). Se trata de una comunidad en la que todo el mundo se conoce y conocía a Kerry muy bien: su ex, sus amigos, sus profesores, sus vecinos... e incluso su asesino. 
Mientras la policía sigue investigando, aparentemente dando vueltas en círculos, la familia y los amigos de la víctima esperan a que se haga justicia. Todos salvo la hermana mayor de Kerry, que decide tomar cartas en el asunto y ayudar a los investigadores. Pero lo que la intrépida Aline no sabe es que resolver el asesinato de su hermana pondrá su propia vida en peligro...

Opinión

Hoy vuelvo con una autora exitosa y con un sinfín de novelas de intriga. El año pasado leí la última novela que publicó en España y me apetecía volver a repetir con ella, El último baile.

La novela comienza muy directa y fuerte con una escena donde veremos el asesinato de Kerry, una chica que ha celebrado una fiesta con sus amigos y cuando se queda sola, alguien acude y la matan con un palo de golf. En esa escena sabemos que alguien está presente y ve cómo matan a Kerry, pero el problema es que el único testigo del asesinato es un chico muy especial, Jamie, que tiene una  pequeña discapacidad mental y será muy difícil averiguar qué pasó aquella noche con sus inconclusas declaraciones.

Los personajes son variados, a pesar de ser una novela corta y sin que se entre en un gran perfilado de los personajes la autora ha conseguido que Alina, Jamie, Alan, Mike consigan traspasar las páginas y que nos enternezcan. Estos son los personajes más importantes y más principales: los allegados de Kerry, el testigo, el sospechoso, y el detective que lleva el caso. Tanto Alina como Mike me han parecido creíbles, igual que los padres de la chica. Todos los personajes tienen un destacado perfil psicológico y aunque no se adentre en ello queda totalmente visto cómo es cada uno. Jamie destaca por encima de todos, es el personaje más principal y el que tiene un mayor peso protagonista, la autora consigue que con su forma de ser tan auténtica e inocente nos suponga quererle de inmediato, y entender a su pobre madre el tener que esconder el secreto de su hijo.

La novela es muy sencilla, pero a la vez es tremendamente entretenida. Es una novela policíaca con la intriga y tensión suficiente para que te metas fácil en su historia. Está estructurada de una forma muy intensa y ágil con capítulos muy cortos, incluso con capítulos de media página con lo cual es muy fácil pasar páginas. Además, en cada capítulo se va cambiando constantemente de personaje y de escena consiguiendo mayor atención y una visión mucho más amplia. La prosa de la autora sigue siendo natural, directa y eficaz, sin artifugios, directo a lo importante (realmente es de agradecer, ya que evita libros llenos de paja). Además, hay gran cantidad de diálogo y con la intrigante ambientación que alude a quién ha podido matar a Kerry y qué secreto escondía y quería contar, convierte a esta historia en ingeniosa y adictiva.

La novela me ha enganchado muchísimo desde que leí el primer capítulo. Estoy en un momento donde la lectura ha quedado relegada a un segundo, tercer o cuarto plano, y leo muy poco, con lo cual necesito libros directos, policiacos, rápidos, y que enganchen desde el minuto uno. Y este lo tiene todo: un libro sencillo, adictivo repito, y muy entretenido que te mantiene pegada a sus páginas a pesar de que sea una novela bastante predecible: se intuye fácil quién puede ser el asesino, o al menos yo lo acerté pronto, pero eso no ha hecho que no disfrutara del libro, al contrario, quería confirmar mi certeza. Es un libro corto para disfrutar y leer incluso en un solo día por su estructura y porque consigue atraparnos desde el minuto uno. Resumo diciendo que la novela me ha encantado, es muy entretenida, y para un momento de parón lector es ideal.


Recomendado: Sí, muy entretenido 
como sus anteriores novelas