28 de julio de 2020

La casa de la isla - Sarah Blake


La casa de la isla
Veranos de esplendor

Sarah Blake
Espasa, 2020
544 págs.
Serie:  autoconclusivo


Sinopsis

«No.» Una palabra sencilla, pronunciada en un porche en el verano de 1936. Un «no» que perseguirá a Kitty Milton y a su familia el resto de su vida.

Kitty y su esposo Ogden pertenecen a los Milton, una poderosa estirpe de Nueva York que pasa los veranos en su mansión de la isla de Crockett, su paraíso particular. En ese rincón privilegiado se suceden año tras año las fiestas a la luz de la luna, las historias de amor y las confidencias entre hermanos. Pero también es el escenario de una tragedia y de un amor imposible silenciados durante décadas.

Hasta que en una calurosa noche de 1959 los secretos del pasado salen a la luz y alteran el idílico entorno familiar de los Milton para siempre.

Moviéndose a través de tres generaciones, La casa de la isla es un relato fascinante de secretos ocultos, decisiones irreparables e historias de amor perdurable.

¿Puede nuestro pasado familiar marcar todas nuestras decisiones vitales?

Opinión

Cuando descubrí este libro entre las novedades de Planeta y vi de lo que iba me enamoré de él, La casa de la isla. Veranos de esplendor.

La novela relata la vida de tres generaciones de la familia Milton: en los años 30 con Kitty y su esplendorosa familia; el verano de 1959 con los hijos de Kitty ya adultos y, por último, nos trasladaremos a la actualidad para conocer a una de las nietas de Kitty, Evie. Toda esta familia está rodeada de secretos y tragedias. Una familia que engloba las diferentes visiones de cada época, y sobre todo, muy importante, las diferentes visiones de la vida. Tras esta familia se encuentra el centro de la historia, donde pasa casi todas las cosas, y es tan importante como la propia trama, y es la isla de Crockett. Una isla que fue comprada por Ogden Milton, marido de Kitty, y que en la actualidad está muy desmejorada, y sus nietos no tienen casi con que mantenerla. En ese momento tan crucial está Evie, que ve como su mundo se desmorona si se tiene que desprender de lo único que le recuerda a su madre, la isla, y en contrapunto, está su marido y, en general, su vida.

Así comienza una historia muy bonita, pero llena de tragedias, secretos, y cargada de muchos sentimientos. Cuenta la historia de una familia adinerada, bien acomodada, en los años treinta, y como a raíz de un suceso espeluznante y tremendamente duro la historia de la familia Milton se tuerce. Se convierten en una familia donde los secretos se callan, se ocultan, y las apariencias lo son todo, y como todo un pasado repercutirá en la siguiente generación, privándoles de una libertad que muchos de sus antepasados soñaron y que no pudieron tener. La novela contiene multitud de temas muy interesantes, el clasismo de aquella época, el qué dirán, el racismo en los años 50 y 60, los secretos familiares que se hinchan como globos y, puff, un día te explotan en la cara; incluso toca el nazismo, los negocios de algunos estadounidenses con estos y, por supuesto, las malas decisiones tomadas en aquellos años que todavía queman. Hay un caldero de cuestiones que dejan al lector pensar en cómo muchas familias se destruyeron por estos temas y como, esta familia, ha seguido adelante, sufriendo, anhelando algo que nadie ha podido explicarles, hasta que todo, por fin se cierra con una sola palabra, aquí. Una novela que finaliza de una forma apoteósica, llena de acción y muchísimos sentimientos. Nos dejan tocados, y con un gran sabor de boca, sabiendo que hemos leído una gran novela.

Los personajes son especiales. Es una novela coral, son muchos los personajes que protagonizan esta historia, y todos ellos tienen un papel vital en ella. Quizás los más relevantes sean Kitty, Joan y Evie como personajes femeninos y Len, Moss y Reg como los masculinos. Estos seis personajes son entrañables por diferentes motivos, algunos entiendes todas sus acciones, y les quieres tal como son, incluso con sus errores, y otros son más introvertidos, menos francos, y más primarios. Es una novela de personajes, donde sus historias y su psicología son fundamentales. La autora le ha dado a cada uno una forma de ser distinta, intentando acaparar todas las personalidades posibles logrando engrandecer si cabe a los personajes dotándoles de vida y verosimilitud, incluso en épocas pasadas. En cuanto a la ambientación, la autora da muchísima relevancia a las descripciones, y a las costumbres. La autora es muy detallista y muy pulcra: nos podemos escabullir a la isla desde el minuto uno contemplando la maravillosa vista de aquel lugar, aquella casa majestuosa o la atención especial que pone describiendo los lugares, las escenas e incluso las reflexiones de cada uno.

Cuando comencé a leer la historia se me trabó. No entendía esta narración (o traducción) difícil y no era lo que yo pensaba. Craso error. Fue la primera parte, luego comenzó la verdadera historia, entrando en profundidad en esas sagas familiares que tanto me gustan, ahondando en la amistad, en el amor, en las disputas, en las mentiras y secretos... Una de las cosas que más me ha impresionado es como narra el clasismo tan depurado de los años 30-60, como eran las “buenas mujeres”, las que sabían lo que estaba bien y lo que estaba mal; cómo entra de lleno en una historia de amor que no fue historia finalmente, y cómo el pasado se entromete en los hijos de los hijos y la tristeza y el sinsentido se heredan, pero como finalmente la isla recompone, de nuevo, a la última generación Milton. Una historia completísima, que finalmente me ha cautivado, con un final trágico, pero emocionantísimo que me ha tocado mucho la fibra. Una historia para leer lenta, saboreando cada momento, y disfrutando de cada una de las páginas.

Recomendado: Sí, mucho
una saga familiar completísima

La casa de la isla par Sarah Blake

20 de julio de 2020

El mentiroso - Mikel Santiago

El mentiroso

Mikel Santiago
Ediciones B, 2020
480 págs.
Serie:  autoconclusivo

Sinopsis

UN THRILLER QUE TE ENGAÑA HASTA LA ÚLTIMA PÁGINA. 
Hay novelas imposibles de abandonar una vez leídas las primeras páginas. Historias que reinventan el suspense y hacen dudar al lector cada vez que termina un capítulo. En este thriller absolutamente original y adictivo, Mikel Santiago rompe los límites de la intriga psicológica con un relato que explora las frágiles fronteras entre el recuerdo y la amnesia, la verdad y la mentira. 
En la primera escena, el protagonista despierta en una fábrica abandonada junto al cadáver de un hombre desconocido y una piedra con restos de sangre. Cuando huye, decide tratar de reconstruir él mismo los hechos. Sin embargo, tiene un problema: no recuerda apenas nada de lo ocurrido en las últimas cuarenta y ocho horas. Y lo poco que sí sabe es mejor no contárselo a nadie. 
Así arranca este thriller que nos traslada a un pueblo costero del País Vasco, entre sinuosas carreteras al borde de acantilados y casas de muros resquebrajados por las noches de tormenta: una pequeña comunidad donde, solo aparentemente, nadie tiene secretos para nadie.

Opinión

Hace un par de años que empecé a leer a Mikel Santiago. Era uno de esos autores que siempre me recomendaban y cuando, por fin, lo descubrí, supe que era uno de mis imprescindibles en mi biblioteca (¡sólo me queda por leer su primera novela!) y este año sacaba nuevo libro, El mentiroso.

La historia comienza de lo más inquietante: nuestro protagonista se despierta tumbado en una vieja fábrica viendo un cadáver justo enfrente de él, y lo que más nos perturba es que lleva en la mano una piedra llena de sangre. No se sabe si es un sueño, realidad o alucinación. Justo después descubrimos que Álex ha tenido un accidente de tráfico algo extraño. No recuerda absolutamente nada de las últimas cuarenta y ocho horas antes de despertarse, aunque sigue en su memoria aquel recuerdo de aquel hombre desconocido muerto delante de él y aquella piedra ensangrentada. Asustado decide callarse este único recuerdo y comienza una búsqueda de sus últimas horas para intentar descubrir qué ha hecho y qué ha podido pasar.

Así comienza una trepidante historia donde la acción siempre está presente. Desde el minuto uno comenzamos a descubrir a un tipo que no hace otra cosa que mentir, a su novia, a la policía, a su abuelo, e incluso a sí mismo. Es una historia muy enroscada que poco a poco iremos encajando las piezas que faltan y donde será muy difícil adivinar el final que el autor nos tiene preparados. Y es que tiene muchos ingredientes para no soltar la novela: acción e intriga, mentiras a doquier, secretos que todos tienen que preservar, pero que saldrán a la luz después de todo, algún que otro drama personal y todo esto rodeado de una atmósfera perfecta.

Si algo tiene este autor que me encanta es como rodea sus historias y sus personajes, obviamente también a sus escenas, descripciones o ambientes; se mueven entre lo oscuro, lo irreal y lo dramático y lo consigue gracias a una pluma sencilla, pero muy envolvente, transmitiendo multitud de emociones. En este caso, los personajes me han encantado. Sobre todo Álex, nuestro prota, es un personajazo: complejo, lleno de matices que baila muy bien entre las mentiras y secretos, pero que en realidad es el personaje más blanco que hay; hay una retahíla de medias verdades y mentiras que irán saliendo a la luz y que destaparán a todos los personajes. En cuanto a la ambientación, como siempre en este autor, es excelente: es la primera vez que el autor nos lleva a España, más concretamente al País Vasco, y nos envuelve en una sugestión continua: con las paranoias del personaje, el espectacular enclave de la casa del abuelo del protagonista, con tormentas incluidas, o el propio drama de la historia. Todo ello consigue transmitir muchos interrogantes sobre lo qué ha podido pasar y en quién puedes confiar.

Una novela muy intensa, que me ha encantado de principio a fin, y eso que tengo un parón lector importante. Es de esos libros que auguran horas totalmente abstraídos en la historia pensando que han pasado solo algunos minutitos. Además, nos deja alucinados ya que no esperas, como decía, el final. Un final sorprendente, atípico, inesperado y que me ha dejado muy buen sabor de boca. Por lo que si te pasa como a mí, que no lees mucho últimamente, que no sabes qué libro elegir, creo que esta historia es la ideal: adictiva (lo es, lo leí en un suspiro), bien escrita (fundamental, también) y que cuenta una historia diferente, perturbadora y muy entretenida… ¡es un thriller de verdad, de los que no puedes soltar!

Recomendado: Sí, mucho
perfecta para desconectar y no parar de leer

Reseñas:

13 de julio de 2020

Malasangre - Helena Tur

Malasangre

Helena Tur
Plaza&Janés, 2020
400 págs.
Serie:  autoconclusiva

Sinopsis

Una tierra teñida por la sangre de cuatro niñas.

Una joven dispuesta a arriesgar su vida por los demás.
Una poderosa historia de amor. 
En la segunda mitad del siglo XIX, Henar, una joven huérfana, viaja hasta el Bierzo para trabajar en una granja de abejas. Coincidiendo con su llegada, comienzan a aparecer en la comarca niñas asesinadas, con un corte en el cuello y el cadáver sin sangre. 
En medio de este ambiente opresivo, Henar descubrirá el amor que no conoció en su infancia, al encariñarse de la hija de los señores, a la que cuida y protege como si fuera de su familia, y conocerá la pasión en los brazos de un atractivo buscavidas que huye por una estafa. Pero en un lugar inhóspito donde nadie es quien dice ser ¿es posible confiar en un extraño? 

La verdad está escrita en la sangre.

Opinión

Esta nueva publicación que hoy os traigo tiene de todo, incluso una portada y título especiales. Cuando leí la sinopsis y vi donde estaba ambientada supe que lo iba a leer, Malasangre.

Nos encontramos en la segunda mitad del siglo XIX, con las revueltas entre los isabelinos y los carlistas; estamos en León, allí conoceremos a nuestra gran protagonista, Henar, una huérfana que acaba de quedarse sin trabajo: la mujer a la que ayudaba acaba de morir. Sola, sin ayuda ni casa ni hogar se ve forzada a volver al convento donde se crió para intentar conseguir otro trabajo. Pasados los días, allí se entera de lo ocurrido a Matilde, una niña huérfana, compañera del convento: ha muerto cuando iba a trabajar a una casa a la comarca de El Bierzo; Henar decide, entonces, sin comentar nada, acudir a esa casa para trabajar como sustituta de Matilde. Así comienza una historia donde la muerte de Matilde dará paso a una serie de crímenes horrendos de varias niñas, por lo que Henar, se siente en la obligación de conocer la verdad y detener al asesino.

La historia es muy completa. Tiene suspense y secretos donde la trama de los asesinatos es clave; tiene romance y también la Historia tiene su importancia ya que es fundamental el contexto histórico donde subyace la historia. La novela se sostiene en varios puntos fuertes y donde la autora consigue transmitir y llegar al lector: la propia trama y su ambientación. La ambientación es una maravilla en sí misma, como la autora recrea los paisajes, como los embellece, como los transmite dotándoles de vida, y casi casi nos sentimos en la zona de El Bierzo y Las Médulas. Tiene una manera de narrar que me ha conquistado; sencilla, natural, pero a la vez muy detallista consiguiendo transmitir muy bien el costumbrismo de aquellos tiempos, con momentos sencillos, pero muy reales y auténticos véase la ganadería y la forma de vivir en una comarca así, la diligencia, los chismorreos y secretos que siempre acontecen en los pueblos... Nos podemos hacer una idea muy fidedigna de lo acontecido en aquellos años. También me ha cautivado esa atmósfera que ha creado entorno al secreto de los crímenes de las niñas, nos hace sospechar de varias personas, pero es cierto, que yo adiviné ciertas cosas algo pronto, sobre todo las razones, pero no me restó la sorpresa final ya que nunca imaginé otras cosas.

Los personajes son otro punto importante de la novela junto a la trama. Y es que la novela se basa en unos personajes variopintos, donde esconden muchos secretos y todos pintan como sospechosos. Henar es la gran protagonista y se nos presenta como una mujer valiente, bastante adelantada en aquellos tiempos, que intenta superar sus miedos, encontrar un hogar y sobre todo, intentará encontrar el amor. Y va a encontrarlo, pero de una forma, algo torpe y, en mi opinión, algo rápida, aunque me he creído la relación, me ha parecido muy precipitada. El chico del que se enamora tiene también un oscuro secreto, y otra mala sangre que borrar. Y es que el título tiene un doble sentido que solo entenderemos cuando terminemos la novela, un título muy significativo y que engloba muy bien la historia que nos cuenta la autora.

La trama está llena de intriga y acción con toques románticos que consiguen una novela muy entretenida y absorbente. Me ha gustado mucho, es un libro de fácil lectura, con una ambientación magistral que nos llevará a las montañas y a los campos de una forma asombrosa. Además, tiene una historia secundaria muy bonita y entrañable y es la bonita amistad que nace entre la protagonista, la mujer para la que trabaja y su hija sorda; me ha gustado mucho como aborda un hecho así, en aquellos tiempos y como lo maneja. La novela tiene un final de infarto, colmado de acción y emoción. Una novela que recomiendo a todos para poder contemplar de forma simple y fácil una de las mejores tierras y más bonitas que tenemos en España, El Bierzo.

Recomendado: Sí, mucho
una gran novela con una ambientación perfecta

30 de junio de 2020

El maestro de Auschwitz - Otto B. Kraus


El maestro de Auschwitz
Otto B. Kraus
Roca editorial, 2020
320 págs.
Serie:  autoconclusivo


Sinopsis

UNA DESGARRADORA NOVELA SOBRE LOS NIÑOS DE AUSCHWITZ.
BASADA EN LA HISTORIA REAL DE UN SOBREVIVIENTE DE AUSCHWITZ.
DESCUBRE LA VERDADERA HISTORIA DEL BLOQUE 31.

Alex Ehren es poeta y maestro en el bloque número 31 de Auschwitz-Birkenau, el bloque de los niños. Pasó sus días intentando sobrevivir mientras de manera ilegal daba clases a los niños, tratando de blindarlos lo mejor que podía de la horrible realidad que se vivía en el campo. Pero intentar dar lecciones a los niños no fue la única actividad ilícita en la que Alex estuvo involucrado. Alex guardaba un diario.

Esta magistral novela autobiográfica cuenta la verdadera historia de quinientos niños judíos que vivieron en el campo de concentración de Auschwitz-Birkenau entre septiembre de 1943 y junio de 1944.

«Otto B. Kraus reúne la fuerza de sus propias experiencias en aquella escuela en las barracas inmersa en la oscuridad de Auschwitz, con la extraordinaria manera de narrar los hechos sucedidos. A partir de ahora ocupará el sitio importante que se merece entre los grandes escritores del siglo xx.» Antonio G. Iturbe, autor de La bibliotecaria de Auschwitz

Opinión

Vuelvo al blog con una historia real, trágica y esperanzadora, El maestro de Auschwitz.

"No hay un Holocausto de seis millones, sino seis millones de holocaustos individuales, cada uno diferente del otro, cada uno con su propio sufrimiento, sus propios miedos y sus propias cicatrices" 

Esta novela es muy curiosa. En una nota de la mujer de Otto, el autor que desgraciadamente ya no está entre nosotros, nos cuenta cómo se fraguó e ideó la novela. Una novela que tiene muchas vivencias reales del autor, de ella misma, y, además, contiene una intensa y laboriosa investigación del autor con testimonios de varias personas que vivieron aquel horror. Nos relata que verdaderamente el diario no existió, fue la fórmula que eligió Otto para dar voz a lo que vivieron de una forma distinta, e intentar confrontar el pasado y descubrir la razón de todo lo que les pasó allí. 

Alex Ehren es nuestro protagonista. Llegó al campo de Auschwitz-Birkenau es diciembre y mediante unos diarios que fueron encontrados debajo de una litera descubriremos todos sus pasos y la de muchos de sus compañeros. Alex fue uno de los profesores ocultos que dieron clase a los niños de su bloque. Junto con otros lucharon para que los niños tuvieran una realidad diferente de lo que allí realmente pasaba. Además de enseñarnos esto, en el diario también se relata cómo vivieron esa realidad que nadie quería ver, que en seis meses tenían fecha para ser asesinados en las cámaras de gas, y cómo esto derivó en una lucha interna (y también externa) de vencer a los alemanes.

Es un libro extraño, no deja indiferente por varios motivos. Cuando terminas el libro te quedas con una sensación extraña, te das cuenta del trabajo del autor, ya que mientras lees el libro asumes errores de edición, repeticiones, pero cuando vuelves a leer el prólogo te das cuenta que no hay errores, que todo está muy medido y que el autor ha conseguido transmitir exactamente lo que quería con ese diario: confusión, miedo, terror, fortaleza mental...

La trama es muy sencilla. Se narra la historia desde que llegaron en diciembre hasta que abandonaron el campo en junio - julio. Nos narra su llegada, su modo de vida y cómo contribuyeron a que la vida de los niños fuera diferente. ¿Os acordáis de La vida es bella? Pues me ha recordado mucho a esa peli. Cómo intentaron distorsionar la realidad para que los niños, y secundariamente ellos mismos, vivieran algo para hacerles olvidar, hacerles más fuertes y contribuir a que olvidaran sus penurias y sobre todo el hambre. Y es que en cada palabra, y en cada escena se siente esa hambre que pasaron todos, incluidos los niños a pesar que ellos tenían una sopa un poquito más intensa. Me ha gustado cómo los profes intentaban inventarse juegos para enseñarles cosas mediante recitales, poemas, cánticos. Sí, había arte dentro del campo Auschwitz-Birkenau. Sí, había ganas de reír, de sonreír, de captar algo más que pena, lloros y miedo. Y eso es lo que a muchos de ellos les salvó. Esa fuerza mental que se adquirió y que a medida que avanzaba el final de sus días más fuertes y seguros se sentían, y eso hizo que en cierta medida ganarán a los nazis, al menos en un sentido mental, no tanto físico.

Algunos personajes son reales, de hecho, vemos muy a menudo a Mengele, pero otros muchos son ideados a partir de personas reales y que dan mucha más fuerza y realismo al personaje, más complejo y más intenso. Todos ellos tienen esa parte de valor que queda a pesar de todo, pero también en la novela se refleja ese sentimiento de cobardía y egoísmo que todos tenemos y que en una situación así se ve muy a menudo. Obviamente sabemos en cada tragedia hay muchos, y todos ellos tienen sus razones para actuar de la forma que creyeron mejor. La novela pone de manifiesto todo ello, lo bueno del ser humano, lo valerosos, lo valientes que fueron en muchos sentidos, pero también se revela lo malo. Cada actitud tomada por los personajes refleja claramente lo que pudo pasar allí dentro. 

Como veis es un diario con muchos detalles del día a día que casi siempre era igual, pero de vez en cuando todo era cambiaba: detalles y descripciones perfectas, pero todo narrada con un halo de dolor y superación; es una novela dura, y a la par sencilla. Me ha gustado mucho. Podríamos decir que es una autobiografía novelada de Otto, pero donde ha querido darle un toque distinto y eso al final se nota. Mientras se acerca el final comenzamos a sentir esa inquietud por averiguar qué pasó, cómo fue ese momento. La verdad es que el desenlace es inesperado, pero demuestra cómo es el ser humano. Una novela más que nos muestra otra parte del holocausto y nos narra una experiencia trágica, pero donde la esperanza queda y eso se ve plasmado en el libro. Si queréis descubrir más sobre los personajes, cómo vivieron, qué hicieron no dudéis en leer este impecable relato de un superviviente del holocausto. 


Recomendado: Sí,
una historia real, trágica y esperanzadora

30 de abril de 2020

El secreto de la casa del río - Sarah Lark


El secreto de la casa del río
Sarah Lark
Ediciones B, 2020
496 págs.
Serie:  autoconclusiva


Sinopsis

Una historia apasionante y envolvente sobre cómo el pasado puede irrumpir con fuerza y cambiar el presente para siempre. 
Solo descubriendo el pasado de su familia podrá encontrarse a sí misma.
Viena, en la actualidad. A causa de la inesperada enfermedad de su prima más querida, Ellinor descubre un secreto familiar oculto hasta entonces por su madre: la abuela materna de Ellinor fue una niña adoptada, por lo que ni ella ni su madre están biológicamente vinculadas a la que hasta entonces ha considerado su familia.
 
En busca de sus orígenes, Ellinor viaja a Dalmacia, donde descubrirá que su bisabuelo, Franzo Zima, desapareció en medio de la noche probablemente rumbo a Nueva Zelanda. Siguiendo su rastro, descubrirá una trágica y emocionante historia de amor y desamor.

Opinión

Sarah Lark es una apuesta segura. Y más si nos encontramos encerrados en casa. Por eso, me decidí a leer este libro estos días, era un regalo poder viajar sin moverme de casa, El secreto de la casa del río.

Ellinor es nuestra protagonista; descubre que no puede ayudar a su prima, que necesita un trasplante de riñón, porque no tiene consanguinidad. De esta forma, descubre que su abuela fue adoptada y que tenía un apellido diferente a sus hermanas. Por ese pequeñito hilo va a ir descubriendo la historia familiar que hay detrás de esta adopción tan extraña.

Ellinor descubrirá sus orígenes en Dalmacia y gracias a sus investigaciones irá descubriendo una trama de secretos, mentiras y traiciones detrás de su verdadera familia. Además de ella, las mujeres del pasado serán las otras grandes protagonistas de la historia: Liliana, Clara o Allison serán unas poderosas mujeres que verán sus vidas truncadas debido a un amor apasionado, pero ciego. La historia de todas ellas nos regala diferentes formas de ver el amor, de ver cómo sus ilusiones se frustraron y cómo de diferentes fueron sus vidas después. Me ha gustado mucho todas ellas y cómo afrontaron la decepción de un amor nunca olvidado. Es una novela coral, todas tienen una importancia vital en la historia e incluso me ha gustado la historia principal: veremos la decadencia de un matrimonio que no tenía ningún futuro y como el conocer su pasado hará que se replanteé su futuro.

Descubrí a Sarah Lark hace unos años. Me gustó mucho su forma de narrar, sus historias: tiene una narración sencilla, muy ágil, envolvente y que nos transporta fácilmente a cualquier lugar del mundo. Nos hace viajar a países sin movernos de casa y lo hace de forma tan entretenida y tan fácil que es siempre un gusto leer sus novelas. En esta ocasión, nos hace viajar a varios países: comenzamos el viaje en Dalmacia, Croacia, y de ahí viajaremos a Nueva Zelanda. Dos países aparentemente sin relación, pero que gracias a esta historia conoceremos la interrelación que hubo a principios del siglo XX. De hecho, conoceremos varios puntos interesantes y reales que acontecieron en aquella época: emigraciones desde el sur de Europa -en nuestro caso de Dalmacia- a Nueva Zelanda para intentar labrarse un futuro; el trabajo tan ingrato de los gumdiggers (recolectores de resina de los kauris), y el caso real de una mujer que desató las protestas y generó una nueva justicia, más igualitaria en Nueva Zelanda.

La historia me ha tenido totalmente absorbida durante su lectura. Su ambientación y sus descripciones de Nueva Zelanda eran realmente asombrosas, y los secretos y la intriga por saber más sobre ese hombre, con más oscuros que claros, me tenía terriblemente cautivada. Toda la novela va desvelando secretos, y creando más misterios, y finalmente, por fin, el puzzle se completa. El final me ha sorprendido y aunque me ha gustado el cierre de la historia del pasado, me ha parecido algo precipitado el cierre de la historia de Ellinor, debería haber sido todo mucho más lento y más cocinado, pero a pesar de ello he disfrutado mucho de la novela, me ha gustado todo el halo de misterio que rodea la novela y, por supuesto, la maravillosa ambientación que siempre nos brinda la autora. Una vez más Sarah Lark me cautiva con un libro que mezcla hechos históricos con historias inventadas, y que si no has leído todavía a la autora deberías, es una autora que no defrauda y que nos entretiene y abstrae totalmente, y eso, para mí, es muy importante y fundamental en una historia y esta autora lo consigue siempre.
Recomendado: Sí, mucho
Viajes, secretos familiares e historia
Reseñas

16 de abril de 2020

La red de Alice - Kate Quinn


La red de Alice
Kate Quinn
SUMA, 2020
575 págs.
Serie:  autoconclusiva


Sinopsis

1947. La joven americana Charlie St. Clair está embarazada, soltera y a punto de ser expulsada de su muy decente familia. Mientras su mundo se viene abajo, su única ilusión es la débil esperanza de que su amada prima Rose, que desapareció en la Francia ocupada por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial, siga viva. 
1915. Un año después del estallido de la Gran Guerra, Eve Gardiner está deseando unirse a la lucha contra los alemanes, así que no duda un instante cuando es reclutada como espía de la organización clandestina conocida como «la red de Alice». 
Tres décadas más tarde, obsesionada por la traición que destruyó la red, Eve pasa sus días entre botellas de alcohol encerrada en su ruinosa casa de Londres. Hasta que una joven americana aparece en su puerta pronunciando un nombre que Eve no ha escuchado desde hace décadas y embarcada en una misión: averiguar la verdad sin importar a dónde conduzca. 
Heroísmo, amor y suspense en una apasionante novela inspirada en el episodio histórico real de la red de mujeres espías que salvó a más de mil soldados de la muerte.

Opinión

Había leído muy buenas críticas sobre esta novela. Es un best-seller que ha vendido un millón de ejemplares y no me lo quería perder, La red de Alice.

Conocemos a Charlie St. Clair y a Eve Gardiner, dos mujeres contrapuestas que tendrán una misión conjunta: encontrar la verdad. Charlie llega al viejo continente con su madre para ir a una clínica privada y eliminar su “problemita”, está embarazada. Pero Charlie tiene otra idea en la cabeza antes: quiere encontrar a su prima que lleva desaparecida desde que acabó la guerra, tiene un nombre y está dispuesta a averiguar qué es lo que le ha pasado a su prima Rose. Eve, en el 1915, es reclutada por los británicos para ser espía en tierra francesa. Tiene varios puntos  a su favor, es mujer, entiende el alemán y es tartamuda. Se hará pasar por una inocente chica que busca trabajo como recoge-platos en un lugar estratégico donde los alemanes cenan a menudo. Estas dos mujeres tienen algo en común y se encaminan a una misión muy dolorosa como es encontrar la verdad y, por fin, encontrarse a sí mismas.

La red de Alice es una novela basada en hechos reales. Alice existió realmente, y era la persona encargada en Francia de una red de espías. Alice tiene gran protagonismo en la historia, y podemos intuir algo de su valor y trascendencia en la Primera Guerra Mundial. Conoceremos parte de su trabajo y sentiremos un gran cariño por ella. Hay varios personajes reales más, además de Alice: Violette, Cameron… son auténticos héroes muy olvidados, que en época de supervivencia se dejaron la vida por intentar frenar una sangrienta guerra. En este pequeño homenaje que hace la autora en la historia, deja entrever varios pasajes reales y aunque la historia de las protagonistas sea totalmente ficción sigue una línea totalmente realista y verídica de la historia de Alice.

La historia es preciosa. Tiene varias subtramas e historias personales muy interesantes. Además de la propia historia de Alice y sus espías, tenemos la historia de Charlie, una chica liberal en un tiempo que no cuadraba serlo. Una chica valiente que luchará por encontrar a su prima y por consiguiente encontrar una estima para seguir con su vida. A Eve la conoceremos en dos fases muy diferentes de su vida: mientras ejerce de espía y años después cuando la encuentra Charlie. Podemos ver la diferente personalidad que hay en ella: la valentía y la depresión. Conoceremos su historia y entenderemos su ira, su mal humor, su ironía; su evolución, al fin y al cabo. Sus vivencias y sus fantasmas le rodean y esto es lo que nos cuenta esta historia, los fantasmas del pasado que no dejan avanzar en un presente amargo y en un futuro incierto. La autora da forma a todos sus personajes, sobre todo a ellas, las mujeres, las otorga de una gran profundidad y logra una perfecta evolución en ellas.

La novela está escrita a dos voces. La voz impertérrita de Charlie, o de otra persona,  cuando nos narra las hazañas de Eve y cuando narra su propia historia. Son dos voces diferentes que hace que las dos estén perfectamente alineadas: siempre hay una línea que sobresale, en este caso, las dos son relevantes, y ninguna desfallece. En la recta final se unen esas dos historias y finalizan en una emocionante escena final. La novela está escrita con mucho mimo, con una excelente atmósfera de la Primera Guerra Mundial, con detalles escalofriantes, con momentos inolvidables y totalmente verídicos o con hechos execrables, pero que pasaron y que no recordamos o no conocemos.

La novela me ha encantado. Me ha gustado el estilo, me ha gustado la estructura, me han gustado los personajes, me ha gustado la historia de amor, me ha gustado la sed de venganza que se va cociendo a medida que avanzamos, y me ha gustado mucho el final. Me ha gustado todo, no tengo peros. En su conjunto es una novela redonda porque cuenta una historia real, muy poco conocida y que homenajea a una gran mujer que dejó su alma por los suyos y por lo que creía. Es una novela que se lee muy bien, que nos emociona y, bueno, nos regala una historia real, absorbente y esperanzadora. Sin duda, es una novela que seguramente ha crecido del boca-boca porque es casi de lectura obligatoria.

Recomendado: Sí, mucho
Una lectura inolvidable y muy recomendable

8 de abril de 2020

Los solitarios - Álvaro Arbina


Los solitarios

Álvaro Arbina
Ediciones B, 2020
572 págs.
Serie:  autoconclusiva


Sinopsis

Un paisaje nevado en uno de los lugares más remotos del mundo. Un bosque infinito de coníferas. Una casa solitaria que parece caída del cielo. En ella, diez personas de diez rincones del mundo salvajemente asesinadas. 
¿Cómo han acabado ahí?
¿Qué mente criminal y perversa ha podido planear una masacre así? 
Dirigen el caso Emeli Urquiza, una policía treintañera de origen vasco con una complicada historia personal, y su ayudante Francis Thurmond, un afroamericano alto y silencioso que dibuja la escena del crimen. Juntos tendrán que adentrarse en las vidas de las víctimas para encontrar la última verdad. Una trama prodigiosa, personajes cuyas historias esconden turbios secretos y un final espectacular que dará que hablar y del que ningún lector saldrá indemne: Álvaro Arbina nos invita a embarcarnos en un thriller sorprendente que rompe todos los límites del suspense.

Opinión

Tenía muchas ganas de conocer este cambio de registro de Álvaro Arbina. Había leído su anterior novela y me sorprendió su maestría narrativa, por eso quería descubrir cómo se movía en una novela así, Los solitarios.

Encuentran una casa aislada del mundo con varios cadáveres en ella; todos ellos muertos de diferentes formas, pero con un nexo común, todos ellos tenían un hijo adolescente. Todos los padres recibieron una carta y una foto donde les invitaban a reencontrarse con ellos después de varias semanas sin saber de sus hijos. Llegaron, pero se encontraron con la casa vacía y una extraña sensación en el ambiente. Días después todos estaban muertos.

Los solitarios es una novela policiaca. Para mí no es un thriller ya que el ritmo es pausado, y aunque al final aumente algo la acción, en general todo es suspense y tensión psicológica. La novela tiene un corte muy clásico y usa el típico recurso del ¿quién lo hizo? De hecho hay muchas referencias literarias a Agatha Christie con sus Diez negritos ya que la propia novela tiene sus propios Diez negritos.

La novela cuenta con una premisa estupenda, y empieza realmente bien: una inspectora vasca y un inspector un tanto especial comienzan la investigación e intentan dar con la pista para descubrir qué ha pasado allí y quién está detrás de todo esto. Inicialmente tenemos dos hilos argumentales, la propia investigación policial y la historia de los padres en la casa. Después vamos a ir descubriendo más historias: el relato de los diferentes pasados de los padres y la historia de los hijos. Todo es muy interesante, incluso agobiante en esa casa tan perfecta, todo muy tétrico, consigue transmitir una gran claustrofobia en esa casa cúbica rodeados de nieve, frío, sospechas y de algo oscuro... da mucho pavor, pero la cosa baja de intensidad en cuanto comienzan las historias pasadas de los padres. Demasiada información para mí, vacía e innecesaria  en algunos momentos y que desacelera lo logrado con la trama de la casa.

A pesar de todo, Álvaro nos deleita con una narración y una pluma fantástica. Escribe realmente bien, una prosa impoluta como en su anterior novela. Intenta transmitir profundidad en unos personajes un tanto raros, y lo consigue: cuando terminamos el libro, sentimos ese juicio interior de cada uno, la dimensión de nuestros miedos, la desesperación, la lucha interna, sale a relucir “lo mejor de cada casa”, nuestra propia naturaleza, la supervivencia… pero también consigue transmitir esa sensación de mareo, de irrealidad que ha intentado crear con la estructura del libro: dividido en ocho partes con unas introducciones del “autor” de Los solitarios. Es una (¿"falsa"?) entrevista, fantástica, que engancha y no sabes muy bien hasta el final por qué está ahí.

La novela me ha gustado. Un final me lo esperaba, pero el otro final, no. Me ha gustado, es realista, pero por otro lado es sorprendente. Admito que buscaba más, ese puro enganche del thriller, de la novela negra que no he encontrado: tengo que decir que leerlo en una época como esta no ayuda mucho a concentrarse en nada, ni siquiera en libros de este tipo. Una novela interesante, pero que contiene mucha información irrelevante y que no aporta mucho... creo firmemente que ese es el error de la novela, quizás una novela así, policiaca y clásica, sería mucho más factible si hubiera sido mucho más sencilla. Aun así, es una novela que tiene muchos recovecos, está muy, muy trabajada, es entretenida y bastante satisfactoria.

Una novela clásica, curiosa y entretenida

Reseña

18 de marzo de 2020

Un fuego azul - Pedro Feijoo


Un fuego azul

Pedro Feijoo
Ediciones B, 2020
528 págs.
Serie:  autoconclusivo


Sinopsis

Existe una maldad excesiva, insufrible, grotesca. No deja grietas y arrastra con ella toda posibilidad de expiación, de perdón o de futuro. 
El responsable de la Brigada de Investigación Criminal de la comisaría central de Vigo todavía no lo sabe, pero se enfrenta a ese tipo de maldad. 
La escena del primer crimen le sorprende por el método y el ensañamiento sobre la víctima. Pero, al descubrir las siguientes, ya no le cabe ninguna duda de que detrás de estos macabros asesinatos hay alguien muy enfermo. 
Y cuando por fin tiene claro hacia dónde conducir la investigación, nada será como él pensaba... sino mucho más violento y perturbador.

Opinión

Tenía muchas ganas de este libro. He leído críticas tan buenas que al final me he rendido y yo también he caído en las redes de este libro, Un fuego azul.

Comenzamos la historia con un extraño incendio donde una mujer es encontrada muerta, un prólogo que ya incita a su lectura. Un año después del incendio comenzamos a conocer a nuestros protagonistas: en pleno día 24 de diciembre, Domingo es secuestrado en su propio rellano de la escalera. Unos días antes, la brigada policial se encuentra con otro extraño hallazgo en una casa: una pareja encadenada, sumergida en la bañera y muertos desde hace muchas horas. Todo extraño ya que no conocen la identidad del hombre y la mujer tiene un pasado inmaculado. Tras este descubrimiento, comenzamos a descubrir más casos como este: un profesor muerto encerrado y comido por un cerdo, un importante médico crucificado... Todos ellos personas mayores y aparentemente con vidas respetadas. ¿Quién está matando y por qué?

Mateo es nuestro inspector de cabecera y el que lleva la voz transmisora del caso. No saben nada, solo lo que les deja el asesino y están totalmente perdidos. Pero gracias a su labor investigadora consiguen encontrar varios nombres, y de ahí comienzan a tirar del hilo y encontrarán un hallazgo fortuito que se remonta a los años 80. Todos los personajes me han encantado, tienen ese punto de claroscuros, de dudas, de horror, pero a la vez despiertan emociones y a lo largo de la novela compartirán su dolor y comprenderemos, por fin, sus hechos. Hay tres personajes principales, Mateo, Viola y Domingo. Son tres personajes, muy diferentes, especiales, que transmiten perseverancia, venganza o frustración. Ya os digo que me ha gustado mucho como lleva el autor hasta el máximo de cada uno, y como esto despierta algo diferente en ellos: su fortaleza, su rabia o su agonía.

El autor maneja muy bien los tiempos, recurre a un tempo lento, sin prisas, marcando pausas, pero dando aperitivos de la razón de todo: consigue que necesites saber y conocer qué pasa. Pero si hay algo que controla el autor es el lenguaje. Siempre he creído que los gallegos tienen un dominio de las letras especial. Su forma de describir, de narrar sucesos... me encanta y Pedro me ha cautivado totalmente, su forma de escribir, tan escrupulosa, tan fácil a la vez. Es una delicia leer a Pedro, sin duda. Y después viene, como no podía ser, la escandalosa e increíble ambientación que recrea: si ya era fantástica su prosa, su manera de transportarnos a esos parajes lúgubres, a esas mentes psicóticas, a descubrir esos perversos secretos, a contagiarnos la sed de venganza, a comprender la fragilidad infantil y ese miedo que nos agarrota en ciertos momentos, pero que luego se convierte en una ola que es muy difícil parar... Es impresionante desde el minuto uno consigue transmitir esa sensación rara, esa atmósfera tan oscura.

La historia comienza muy fuerte con unas muertas sangrientas, morbosas y muy violentas. Es un thriller oscuro, complicado y lleno de venganza. Es una historia cruel, de esas que duelen, pero que nos hace reflexionar sobre la infancia, lo traumático de algunas acciones y, sobre todo, nos ofrece conocer la falta de humanidad  y la maldad que rebosan algunas personas. Pero si de algo nos habla esta novela es del odio acumulado, el resentimiento que queda y la venganza que se extiende sin fin. Un relato que culmina con explicaciones sorprendentes, es un final de infarto, muy real y que terminas entendiendo muchas cosas. Personalmente me ha gustado mucho, es sensato, con acción, pero con ese contrapunto que es la emoción que destila y que se queda.

Una novela totalmente imprescindible para los amantes de la novela negra, pero también es ideal para leer en momentos de parón lector porque no puedes dejarla, es tremendo como el relato nos asusta, nos sorprende y nos conmueve en apenas 500 páginas. Es una lectura absorbente, que se lee de forma totalmente frenética y que nos embriagará, como lo ha hecho conmigo, la forma de narrar del autor y  esa historia que cuenta, sin duda Pedro Feijoo se va a convertir en un autor fijo en mis estanterías.


Recomendado: Sí,
gran thriller policíaco negro

Reseña:

9 de marzo de 2020

La luz invisible - Jesús Valero


La luz invisible
Jesús Valero
Ediciones B, 2020
544 págs.
Serie:  La luz invisible #1


Sinopsis

NADA ES COMO NOS HABÍAN CONTADO 
LA MAYOR TRAICIÓN DE LA HISTORIA ESTÁ A PUNTO DE SER DESVELADA 
Mientras trabaja en una iglesia antigua en Donostia, la restauradora de arte, Marta Arbide encuentra un manuscrito oculto tras un falso muro durante siglos. Se trata del diario de Jean de la Croix, un monje medieval a quien, mil años atrás, le fue encomendada una misión: llevar una misteriosa reliquia hasta un escondite seguro y huir de los sicarios que, por orden del papa Inocencio III, le perseguían para arrebatársela. 
Intrigada por el contenido del diario, la restauradora decide investigar la historia de Jean y comprobar por sí misma si el contenido de esos viejos papeles es cierto. De ser así, podría cambiar por completo la historia de la Iglesia tal y como nos ha sido contada. Para ello tendrá la ayuda de Iñigo Etxarri, un sacerdote con un oscuro pasado. 
Juntos emprenderán un recorrido en busca de pistas que hayan resistido el paso del tiempo, que les llevará desde las abadías y bosques del sur de Francia hasta los monasterios de San Millán y Santo Domingo de la Calzada y los vestigios de la antigua Sanctus Sebastianus. 
¿Por qué huía Jean? ¿Cuál era el poder del extraño objeto que llevaba consigo? La clave de todo podría residir en un secreto celosamente guardado desde el año 33 de nuestra era, pocas horas antes de la muerte de Jesucristo, cuando ocurrió algo que sus apóstoles decidieron ocultar...

Opinión

Hace años tuve una época donde leía casi siempre libros de templarios, donde las aventuras y los peligros eran constantes. Hace tiempo que no me atraía algo tanto para volver a leer esta clase de libros donde la religión es clave importante de la trama. Cuando vi esta novela me enamoré de ella, ese título tan suculento y la sinopsis me atrajo inmediatamente, La luz invisible.

La luz invisible comienza con un prólogo donde conocemos a Marta entrando al Vaticano. De esta forma retrocederemos unos días atrás donde Marta es la gran protagonista. Conocemos a ésta rehabilitando una iglesia, allí encontrará un pasadizo secreto donde encontrará dos cosas: los huesos de un desconocido y un libro. De forma rápida e irresponsable se hace con el manuscrito y lo esconde para que nadie se entere de su existencia. Comenzará su lectura y, por tanto, su aventura dirigiéndose por los mismos caminos que el narrador del libro. La historia de este será otra de las subtramas que tiene la novela: Jean narrará sus peripecias desde que despierta en un monasterio y alguien le pide que custodie una reliquia y la cuide con su vida. Por otra parte, la última trama será la de Santiago, uno de los apóstoles de Jesús. En esta parte, viviremos el viaje que tuvo que hacer desde Jerusalén hasta Hispania, el bien conocido Camino de Santiago.

Comienza así una trepidante aventura viajando continuamente por diferentes escenarios y tiempos. Sabemos que en el año 33, justo el año cuando murió Jesús, una traición sucedió en Jerusalén y Santiago (y unos compañeros suyos) tuvieron que huir para proteger el legado y el objeto que Jesús le puso en su poder; y gracias a Jean, en el S.XII, con su impecable narración de sus vivencias custodiando ese objeto, tan preciado por todos, sabemos que la Iglesia tiene un especial interés por él. Por si fuera poco toda esta historia, en el año 2019, Marta encuentra el manuscrito y, tras leerlo detenidamente, necesita averiguar si lo que cuenta Jean es real y, así, encontrar ese extraño objeto. Marta no estará sola, ya que une fuerzas con Iñigo, un sacerdote algo liberal y nada conservador, que le ayudará en la búsqueda del objeto escondido, pero lo que no sabe que hay alguien más sobre la pista del libro, del objeto y de ella, una sombra oscura, despiadada, y que les perseguirá en su recorrido para darles caza y conseguir su objetivo.

La luz invisible es una fascinante historia llena de historia, amor y aventuras. Es una historia muy completa y entretenida, con un ritmo propio y adecuado donde no hay grandes espectacularidades, pero que consigue atrapar al lector mediante el misterio del objeto tan deseado y de esa traición oculta de la Iglesia. Y eso es lo que más me ha gustado, el cambio drástico que el autor ha propuesto sobre la mesa, un giro de tuerca de lo que dice la Historia y que parece que todavía tiene que contarnos muchas más cosas (sí, hay segunda parte y yo no me la esperaba). La trama va in crescendo y a pesar de ser un libro algo extenso, es un libro muy fácil de leer, nada denso, con una prosa fluida, y con continuos cambios temporales en los diferentes capítulos acelerando nuestro pulso y nos deja mordiéndonos las uñas todo el rato.

La novela está protagonizada por varios personajes, algunos inventados, otros reales y otros basados en reales. Algunos los conocemos bien, están bien dibujados, Marta y Jean son los dos personajes con más peso, sobre todo Jean, un personaje soberbio, que evoluciona a lo largo del relato y consigue transmitirnos la ansiedad en la que está viviendo su historia. Pero para mí, lo realmente interesante de la trama es el perfilado que hace de los personajes en el año 33. Es muy relevante el giro que introduce en la trama narrando unos mismos hechos desde otra visión, mucha más oscura, más dramática y que da un tono especial y emocionante al relato.

En la novela hay de todo, tenemos ese toque reflexivo-ético-religioso que nos deja pensando mucho, y que me ha tocado la fibra. Supongo que dependerá de tu parecer en lo referente a la Iglesia, pero siendo ateo o cristiano, es realmente curiosa esta perspectiva de una nueva posible realidad, ¿por qué no? Segundo, me ha gustado mucho como ha estructurado la novela, cambiando de narrador, posicionándonos en el pasado y volviendo al presente para visionar todos esos parajes, iglesias, pueblos, lugares que fueron grandes  lugares y a día de hoy están olvidados. Y es que la gran documentación que destila la historia es enorme: todos los lugares son reales, y las descripciones son espectaculares: es como una serie, visionas todo perfectamente; espero algún día verla en la pantalla. Otra de las razones que me haya gustado tanto es su magnífica ambientación: ya lo he dicho antes, el autor consigue transmitir cada lugar, cada escena, cada momento peligroso, llenos de emoción y misterio.


Si has llegado hasta aquí comprenderás que me ha gustado mucho, tiene todos los ingredientes suficientes para tenerte atrapado, y aunque no me haya gustado descubrir que tiene segunda parte, llegado su final es difícil resistirse: un final helador y con sorpresa incluida. Sin duda, un libro entretenido y llamativo (por distintas razones) con un título muy particular y con un significado trascendental que recomiendo desde ya.

Recomendado: Sí, mucho
Aventuras, intrigas y traiciones, ¡lo tiene todo!

2 de marzo de 2020

La psicóloga - Helene Flood

La psicóloga

Helene Flood
Planeta, 2020
487 págs.
Serie:  autoconclusiva


Sinopsis

Tus recuerdos cambian. La verdad, no. 
El nuevo fenómeno internacional. No has leído nada igual.

Una mañana, después de dejarle un mensaje en el contestador, el marido de Sara desaparece sin dejar rastro. Ella creía que Sigurd había quedado con unos amigos, pero ellos tampoco saben dónde está. Para Sara, Sigurd miente; para la policía, la experiencia de Sara como psicóloga la convierte en sospechosa. 
¡Sinopsis recortada! 

Opinión

Siempre que sale un thriller con una promoción grande y entusiasta me emociono mucho y quiero leerlo inmediatamente. Esta vez, gracias a masa crítica de Babelio he podido leer este libro, La psicóloga.

Conocemos a Sara, una psicóloga durante sus sesiones en una mañana de viernes. Conoceremos a tres de sus pacientes, tres jóvenes con diferentes problemas y que acuden a Sara para contarle sus pensamientos. Sara tiene un día extraño, se ha despertado justo cuando su marido se va de fin de semana con unos amigos, pero sentimos una sensación extraña mientras nos lo cuenta. Pero lo peor todavía no ha empezado: unas horas después, su marido le deja un mensaje comentando que ya ha llegado a la cabaña donde va a alojarse con sus amigos, pero horas después recibirá la llamada de los amigos preguntando sobre Sigurd: Sara se siente muy desconcertada... ¿dónde está Sigurd? ¿Le están gastando una broma pesada? ¿Le ha mentido Sigurd?

Así comienza esta perturbadora novela donde nada es lo que parece y todo es una locura. Esa es la palabra perfecta para describir esta novela, locura. Locura por parte de la narradora, Sara, y locura de trama. Sara nos narra sus vivencias antes, durante y después de la desaparición de su marido, y nos hace cómplices de su total locura, de sus paranoias y de su turbación por los sucesos que van ocurriendo. Y es que desde que su marido desaparece ella y el entorno parecen actuar de forma extraña, desubicada y obsesiva. La trama, además, ayuda a no entender mucho: el marido desaparece, la policía duda de todo, sobre todo de Sara, no aclara nada y encima, tenemos serias dudas de la capacidad mental de la protagonista. Una total paradoja ya que estamos hablando de una psicóloga.

La novela me ha gustado finalmente, pero tengo varios puntos negativos que me han decepcionado mucho. Lo primero de todo es la excesiva repetición en la primera parte de temas innecesarios y totalmente prescindibles. Admito que ayuda a meterte e introducirte en la mente perturbada de la protagonista y sobre todo consigue producir una atmósfera asfixiante y loca durante todo el relato, pero hace que el ritmo frene y se estanque: demasiadas redundancias que no me aportaban más que cortar el ritmo. Eso es lo que más he sufrido, que esperaba mucho más, un ritmo apoteósico, más espectacular, más sorpresas, y me he encontrado con una novela psicológica más reflexiva, mucho más ética, aunque admito que en la segunda parte remonta y tiene un ritmo mucho más acertado y el misterio se hace más palpable. Eso sí, el final compensa en cierta medida los errores de la primera parte: intenso, sorpresivo y con un punto muy original.

Esta es una novela de “personajes” ya que el peso de la trama es totalmente de Sara. Sara es la protagonista y narradora de la historia por lo que tenemos una visión sesgada y viciosa del relato. Esto contribuye a desubicarnos y a no creernos nada y dudar de ella en todo momento: gracias a sus flashbacks podemos hacernos una idea del pasado de la pareja, apasionado, pero apresurado, y a la vez solvente. En la actualidad, Sara actúa de forma extraña, poco profesional, desvirtuando las cosas y teniendo un descontrol total de todo. La autora dota al personaje de rasgos neuróticos y lo sentimos gracias a una narración sencilla, pero a la vez vacilante y despistada, haciéndonos creer que en esta tragedia nada es como parece. Recuerdos, flases, preguntas, secretos, todo ello transmite Sara en su relato, llega a transmitir verdadera incertidumbre por saber qué ha pasado con su marido y qué le está pasando a ella.

En rasgos generales, la novela es entretenida, y se lee de forma fácil con una atmósfera muy estresante y creíble, aunque no actúa como un auténtico thriller. Al contrario, es una novela más de intriga, más psicológica, más introspectiva que un noir típico (se vende como thriller y no lo es).  No es un mal libro, pero tampoco tiene ese algo que lo destaque. Lo mejor de la novela es, sin duda, su final: un final contundente, nada predecible y que me ha sorprendido para bien y que mejora la novela notablemente. 


todos los libros en Babelio.com