29 de septiembre de 2016

Los Herederos de la Tierra - Ildefonso Falcones




Los Herederos de la Tierra

Ildefonso Falcones

ED. Grijalbo
896 págs.


Barcelona, 1387. Las campanas de la iglesia de Santa María de la Mar siguen sonando para todos los habitantes del barrio de la Ribera, pero uno de ellos escucha su repique con especial atención... Hugo Llor, hijo de un marinero fallecido, a sus doce años trabaja en las atarazanas gracias a la generosidad de uno de los prohombres más apreciados de la ciudad: Arnau Estanyol.
 Pero sus sueños juveniles de convertirse en constructor de barcos se darán de bruces contra una realidad dura y despiadada cuando la familia Puig, enemiga acérrima de su mentor, aproveche su posición ante el nuevo rey para ejecutar una venganza que llevaba años acariciando.
 A partir de ese momento, la vida de Hugo oscila entre su lealtad a Bernat, amigo y único hijo de Arnau, y la necesidad de sobrevivir en una ciudad injusta con los pobres.
 Obligado a abandonar el barrio de la Ribera, busca trabajo junto a Mahir, un judío que le enseña los secretos del mundo del vino. Con él, entre viñedos, cubas y alambiques, el muchacho descubre la pasión por la tierra al tiempo que conoce a Dolça, la hermosa sobrina del judío, que se convertirá en su primer amor. Pero este sentimiento, prohibido por las costumbres y por la religión, será el que le proporcionará los momentos más dulces y amargos de su juventud.
 Diez años después de La catedral del mar, Ildefonso Falcones regresa de nuevo a ese mundo que tan bien conoce, la Barcelona medieval. Y lo hace recreando una vez más a la perfección esa efervescente sociedad feudal, prisionera de una nobleza voluble y corrupta, y la lucha de un hombre por salir adelante sin sacrificar su dignidad.



Hoy vengo con la segunda parte de La Catedral del Mar, la esperada novela del verano y del otoño, Los Herederos de la Tierra.

Una novela que se está vendiendo como la continuación de La Catedral del Mar, pero que en mi humilde opinión, no es estrictamente así, hay una correlación en cuanto a escenas y personajes, pero no sigue una línea ni argumental ni a protagonistas, se refiere. Incluso podemos leer independientemente cada una sin que nos cause mayor inconveniente. En este libro aparece el gran protagonista de La Catedral del Mar, pero es tan ligera su participación real (que no sentimental) que no calificaría realmente de segunda parte propiamente dicha.

Los Herederos de la Tierra nos cuenta la historia de Hugo Llor, un niño huérfano de padre que sueña con ser “mestre d’aixa”. Pero como imaginamos los sueños se truncan y el destino te lleva por otro camino bien diferente. Fue esto lo que le pasó al pobre Hugo: tras presenciar la muerte del que para él era como un padre, Arnau Estanyol -por parte de una venganza antigua de los Puig- se verá abocado a huir de las atarazanas y lejos de la mar; e intentar vengar esa muerte cruel que ha vivido en propia piel. El destino y el propio Arnau harán que sea de la tierra de lo que vivirá Hugo a partir de entonces. Es así como “el Mar dará paso y protagonismo a la Tierra”.

Hugo es el gran protagonista de la historia: un personaje lleno de matices, orgulloso por momentos, modesto y humilde en casi toda la obra. Una persona que no le importará arrodillarse ante sus enemigos, pero que en ciertos momentos perderá el miedo a morir por salvar a su familia. Un protagonista que evoluciona, cambia a lo largo de la historia según va avanzando su vida: una vida difícil, pero nada surrealista: vivirá episodios que le llevarán a recordar quién es y a quién debe su amor y valor. Aunque si tengo que destacar otro protagonista sería la Tierra, los cultivos o la vid en particular. Coge la uva como gancho para describir la agricultura, a los fieles campesinos e incluso a los mercaderes de la época.

Además de él sobresalen los personajes femeninos: Bartra, la fiel esclava mora, un personaje increíble e inolvidable; Dolça el primer amor de Hugo; Regina, una judía feroz, decidida, avanzada a su tiempo y genialmente astuta; Caterina, otra de las mujeres más importantes para Hugo; o Mercè, una persona fuerte, valiente y que tendrá un papel fundamental, especial y magistral en la última parte de la novela: será una de los personajes que nos conquistará junto con Bartra. En cuanto a personajes masculinos hay poquitos: Bernat Estanyol, hijo de Arnau, que tendrá una vida complicada y que dará a la historia ese personaje claroscuro y odiado por momentos; o Mahir, un judío que ayudará a Hugo en la primera parte y se convertirá en protector de Hugo y en otro padre para él. Cómo veis en realidad el personaje masculino importante es Hugo y el que recae todo el peso de la historia: podemos intuir que le pasan miles de cosas y todas malas, para mí tiene una vida no fácil, pero si con una gran fortuna. Gracias a su tesón y trabajo, su bien hacer con la uva siempre sobrevive, y renace de sus cenizas.

Los Herederos de la Tierra es una gran obra de documentación e historia desde que comienza en 1387 hasta que termina en el 1423, está llena de datos históricos y anécdotas y leyendas de lo que acontecía en Barcelona, y por tanto secundariamente en el Reino de Aragón y Castilla: batallas por el Papado, por ser Rey (me adentro aquí para destacar la magistral recreación por parte de Falcones cuando el Rey Martín necesitaba un heredero y nos cuenta detalles divertidísimos sobre todo aquel teatro que se formó para traer al mundo a un heredero), la trascendencia de los corsarios en el Mediterráneo, o las miles de guerras contra Italia; también nos adentramos a hechos históricos destacables como la expulsión de los judíos y la posterior masacre de estos en Barcelona o la expansión de Barcelona y creación del barrio del Raval; y por si fuera poco nos cuenta como “ficción” algo que pudo haber pasado: la creación del aguardiente (aqua vitae) como bebida alcohólica.

La historia ficticia es genial. Como Hugo va superando obstáculo a obstáculo, como el tesón y su trabajo tienen siempre su recompensa, pero eso no quita para que la tristeza, la amargura y la venganza siga su curso. Aventuras, celos, traiciones, amistad o amor son algunos de los componentes que tenemos en la novela. Es una obra que aunque al principio nos cuente entrar en materia, se lee muy bien ya que alberga bastante diálogo. Es cierto que se me ha hecho muy pesada cuando se excedía en la parte vinícola de la obra: terminaremos siendo unos expertos en vino, aguardiente, pufff… se hace muy lento leer ciertos pasajes repetitivos del vino y su construcción. En ese sentido sobran muchas páginas, ya que "poco queda interesante y mucho desgasta". Ya que vamos con detalles negativos, otra parte negativa bajo mi punto de vista ha sido la parte histórica: cómo bien decía antes hay muchos datos, algunos recreados y puestos magistralmente en la obra, mientras que otros me chirriaban demasiado: muchos nombres de reyes, papas, etc… puestos sin ninguna aparente sintonía con la obra, sólo y exclusivamente para contarnos esos datos. Sinceramente me perdía con tanto nombre cuando no sabes a que viene todo ello. Hubiera preferido no conocer esos datos y no perderme en nombres y datos solo por ponerlos y contarnos todo, todo, todo.

La novela está estructurada en cuatro partes, la primera es muy introductoria aunque ya haya cierta acción y muertes, pero es cuando llegamos a la tercera y última parte cuando realmente estamos totalmente enganchados y absortos a la lectura. Una novela que va de menos a más, y que alberga una sublime ambientación de esa Barcelona medieval que a mi tanto me interesa: la medicina, la personalidad, los actos… me apasiona revivir con tanta visualidad como lo hace Falcones. Admito que estaba deseando terminar y averiguar todos los secretos que todavía quedaban guardados y cómo se resolvía todo: acaba con acción, valor y te quedas totalmente satisfecha y con esa sensación de bienestar que a veces nos gusta tener. Una gran obra de Falcones, aunque personalmente considero que no supera a su predecesora La catedral del mar.

En resumen, Los Herederos de la Tierra es una novela de ficción histórica llena de aventuras, acción, venganzas y por supuesto amor. Es una obra con una gran documentación y ambientación de la Barcelona medieval y la recrea muy visualmente gracias a unos personajes reales y perfilados excepcionalmente. Un novelón muy esperado que aunque le sobran ciertos detalles y alguna que otra página es una de las novelas del año.



  1. La Catedral del Mar
  2. Los Herederos de la Tierra




Image and video hosting by TinyPic

19 comentarios :

  1. A ver si cae en mis manos pronto. Un besote

    ResponderEliminar
  2. A mi la parte vinícola no se me ha hecho pesada porque es un tema que desconozco y ha sido muy instructiva, pero los datos de los conflictos bélicos y religiosos si que me han sobrado. Teniendo en cuenta que toda novela histórica ha de contar con una buena ambientación y una parte de ficción que resulte creíble y entretenga, este libro lo consigue y a mi me ha gustado mucho. Besos

    ResponderEliminar
  3. Yo no estoy teniendo problemas ni con la información histórica, ni con la enológica. Mis problemas son con el protagonista, no consigo sentir ningún afecto por él.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Hola guapa, hoy te he leído un poco por encima porque estoy en plena faena. Estoy entrando en la parte viníclola. A ver qué me parece finalmente.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Hola!

    Lo compré cuando se publicó pero aún no me he decidido; entre comentarios dispares y teniendo la seguridad de que va a frenar mi ritmo lector, voy a esperar a estar más desahogada.

    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Lo tengo esperando en la estantería y estoy segura de que lo voy a disfrutar
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Estoy de acuerdo que se vende como la continuación de La catedral del mar y poco tiene de eso. Voy por la segunda parte y todavía no sabría decirte si me va a gustar o no, me está costando. Y no tanto por los datos históricos o vinícolas, sino por la historia en si. Hugo y sus mil peripecias, delas que siempre sale airado.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  8. No es una lectura que me llame. La histórica no es lo mío y si además le pueden sobrar datos de este tipo... no es una lectura para mí.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Acabará cayendo, aunque no sé cuándo, porque no la tengo todavía y no sé si me apetece adentarme en un libro tan extenso ahora mismo. Todo lo que he leído de Falcones, las tres novelas que ha publicado, me han encantado; a ver qué opino de esta...

    Un besito.

    ResponderEliminar
  10. Yo lo estoy leyendo en estos momentos. Voy por la mitad, así que paso de puntillas. Besos

    ResponderEliminar
  11. Quería leerlo y al mismo tiempo me daba un poco de pereza pues la catedral me gustó pero no me entusiasmó y encima la tengo totalmente olvidada. Si hubiera llegado a tiempo la hubiera cogido en EA pero creo que por suerte no llegué y si a Tienes hasta laa 10 que creo que me gustó bastante más de lo que me hubiera gustado esteen conclusión, dudo que la lea

    ResponderEliminar
  12. Es de esos libros que sé que voy a leer, pero no sé cuándo... Con tanto pendiente...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  13. Hola!
    No he leído La catedral del mar, pensaba que era necesario antes de leer esta. En todo caso, las partes negativas que cuentas, junto con el elevado número de páginas, hace que de momento no vaya a volar a por el libro. Aunque sí que me gustaría leer algo del autor en algún momento.
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. TEngo que hacerme con ella porque Falcones me encanta. Besos

    ResponderEliminar
  15. Lei La catedral hace bastante tiempo y me gusto. Despues no he leido nada mas del autor pero a este le tengo ganas. En algun momento de mi vida xD le tendre que dar la oportunidad.

    Saludos

    ResponderEliminar
  16. ¡Ay esas páginas sobrantes! Qué manía con engrosar innecesariamente los libros.
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Datos históricos dudosos. ¿Reino de Cataluña? No lo dice explicitamente pero genera confusióm a favor de los q tergiversan la historia.

    ResponderEliminar
  18. Voy justo a la mitad ,así que según leo me queda lo mejor.Me está gustando mucho.La forma en que nos descubre la Barcelona medieval me parece de un pedagógico magistral,los personajes tanto los buenos como los malos,que al final es eso :una novela de buenos y malos,me parece que están muy bien contruidos.Hugo ciertamente es un Tintín medieval más listo que nadie,pero Falcones nos lo cuenta muy bien con esa escritura suya que los "cejasaltas" calificarán de fácil pero lo que es es amena,se lee muy a gusto.Estoy de acuerdo en el exceso de datos históricos pero a mí que soy muy aficionado a la historia y que sé de lo que habla me parecen ,así mismo ,narrados de una forma amena y certer; lo de Fernando de Antequera y el Compromiso de Caspe fue de risa,recomiendo una obra de Jaime Salom titulada 9 Brindis por un Rey.
    Bien, hasta aquí mi opinión ,ahora voy sumergirme un rato en el raval con Hugo.Saludos.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...