16 de marzo de 2015

Las flores no sangran - Alexis Ravelo


Alexis Ravelo, ganador del premio Getafe Negro y del Premio Hammet 2014 con La estrategia del pequinés, regresa con esta novela negra. 
Si alguien decidiera crear una lista de crímenes idiotas, un secuestro exprés en una isla solo figuraría después de un atraco a una comisaría o a un banco de semen, de ahí que constituya sin duda la fechoría más absurda del mundo. Y eso es precisamente lo que deciden llevar a cabo Lola, el Marqués, el Flipao y el Salvaje en un plan infalible que además es muy sencillo de ejecutar, al menos sobre el papel. Pero Gran Canaria es una isla rodeada de agua por todas partes menos por una, que se llama Isidro Padrón, un hampón disfrazado de empresario que a su vez despacha con un ruso que no tiene nombre, y si lo tiene nadie lo dice, por lo que 
pueda pasar. Desbaratar el plan de cuatro malhechores de pacotilla entra dentro de lo factible. Para él es cosa fácil, aunque también en teoría. Lo que todos ignoran es que en apenas veinticuatro horas ninguno de ellos será como es ahora porque habrán abierto la puerta del infierno.
Mézclese este meollo con ron canario, agítese bien y el lector tendrá como resultado un bebedizo torrencial, explosivo y tronchante de efectos balsámicos. Y es que si hay novelas que curan, Las flores no sangran es una de ellas.  
El genio de Alexis Ravelo convierte la novela negra en algo maravillosamente abetunado o negruzco, menos oscuro y más humano, con esperanza de sol y lamparones de sangre, pólvora y mojo, de vida al fin: ese charco que nadie sabe pisar sin salir manchado.


Hoy vengo con una novela negra atípica, pero muy entretenida y atrayente. Es mi primera novela del autor, Alexis Ravelo, y seguro que repetiré porque me ha dejado con un buen sabor de boca, hablo de Las flores no sangran.

Es un libro con una portada muy peculiar que nada más verla atrae. No es que sea bonita, es que cautiva nada más verla. Eso me paso a mí, que no pude remediarlo y empecé a leerla. Es una historia que aunque al principio nos tenga algo confusos y no entendamos mucho, todo va hilando poco a poco… hasta que encaja todo. Una novela donde hasta el título encajará una vez que leas el libro.

Empieza con una perspectiva pasada, donde el comisario que ha llevado la investigación se pregunta el por qué: por qué ha pasado todo lo qué ha pasado en una isla tan pequeña, en la cual apenas ocurre nada… Alexis con tan solo un párrafo al principio del libro ya te ha llevado a su terreno:

“Ahora que las cosas se van aclarando, ahora que todos los muertos tienen nombre y él comienza a entender cómo y por qué y, sobre todo, quién mató a quién, Serrano se pregunta algo que nadie le ha pedido que averigüe y que no acabará constando en los expedientes. Es una pregunta personal. No la hace como policía, sino como ser humano, como hombre de casi cincuenta años que desea entender de dónde sale toda esa violencia, cómo es posible que la gente llegue a hacerse las cosas que se hace. Por eso quiere averiguar cuándo comenzó realmente todo esto, porque no acaba de creerse que toda esta matanza haya empezado, en realidad, con el secuestro. Por cierto, un secuestro exprés en Gran Canaria: el plan criminal más estúpido del mundo”.

Una historia llena de realidad. Sí, porque siempre que leemos una novela negra siempre imaginamos: asesinos, detectives “alcoholizados y traumatizados”, cosas bastante lejos de nuestra realidad, pero Alexis nos quiere mostrar que hay muchas formas de hacer novela negra: que se puede hacer una gran novela negra teniendo a personajes tan reales como tú o como yo. Los personajes de esta novela son los verdaderos artífices de que el libro sea tan apetecible. Es una novela coral donde varios personajes serán los protagonistas de las miles de aventuras y peripecias que viviremos junto a ellos.

La novela empieza de una forma muy atropellada. Nos sumerge rápidamente en la presentación de los personajes: conoceremos a Lola y Diego “el Marqués”, una pareja de estafadores a pequeña escala (se dedican a robar maletas de los hoteles), a Paco “el Salvaje”, un grandullón compañero de fatigas de “el Marqués”, y Felo “el Flipao”, otro de los compañeros de “el Marqués”. Los cuatro se dedican a pequeños hurtos, pasan droga, venden cosas robadas… son ladrones de poca monta… Luego tenemos al argentino, Marcos Perera “el Martillo” y a su jefe, Isidro Padrón “el Yunque”, el gran jefe de la isla, un empresario que se dedica a asuntos “poco legales”, pero a gran escala: limpia dinero, corrompe a políticos… un corrupto de los tantos en España. ¿Por qué estos personajes se entrecruzarán? Porque a “el Zurdo”, otro compañero de “el Marqués” se le ocurre el plan perfecto para sacar una buena tajada: secuestrar a la hija de El Yunque, Diana.

No hay plan más absurdo que el secuestro de la hija de uno de los empresarios más importantes en una isla: ya que si sale bien o mal no hay forma rápida de huir sin ser descubiertos. La historia te la van contando linealmente, excepto cuando se va intercalando entre capítulos el día de la investigación del comisario Serrano. Iremos hilando cosas pasadas con lo que vamos adivinando del futuro posterior. El narrador es en tercera persona, y en cada capítulo estaremos en lugares distintos viviendo la acción que va pasando.

Una historia rocambolesca, genial y divertida. Todos los personajes destilan realidad, dinamismo y humanidad. Se intuye que son gente de verdad, que evolucionan, que intentan sobrevivir. Y también destilan odio, venganza y mucha suciedad. Una historia que encajaría en cualquier ciudad de España, pero Alexis la ha colocado donde mejor podría, y donde mejor conoce, claro: Las Islas Canarias. Con ello nos ofrece un abanico de posibilidades inmensas: cómo harán para huir, qué harán después, y una de las cosas que me ha encantado, el lenguaje que usan los personajes… Alexis no se corta un pelo en exponer tal cual el lenguaje tan coloquial que usarían en esas situaciones, y además en usar el lenguaje tan particular como es el canario: he disfrutado leyendo con cada palabra nueva que iba saliendo en la narración.

Cómo os digo he podido disfrutar mucho de la novela, porque me ha hecho pasar un grato muy entretenido, intentando averiguar qué pasaría, quién moriría (ya que sabemos cuántos muertos hay desde el principio) y cómo se las apañarían para terminar todo este embrollo surrealista. La acción pasa muy rápido, y la tensión que crea es especialmente congestionante y violenta. El ambiente que crea es gris, áspero y deprimente. Te rodea ese halo de corrupción y delincuencia común que hay en España.

Una historia qué tiene una evolución clara: los personajes en poco tiempo evolucionan tanto como los acontecimientos. Viviremos cómo un humano puede sacar lo mejor de sí mismo, y también cómo sacará lo peor de sí mismo: la humanidad en sí misma.


En resumen, Las flores no sangran es una novela negra original con un toque sarcástico, llena de crítica social y política. Nos encontraremos con personajes a los que les cogeremos mucho cariño porque son muy reales y a otros a los que odiaremos mucho por la inhumanidad que irradian; vivirán una aventura que cambiará sus vidas drásticamente. Una novela sugerente, original, divertida y realista con una ambientación muy cuidada y además, muy atrayente. Una novela que no puedes perderte si te gustan las novelas negras, los thrillers y sobre todo si te gusta reírte.



Gracias a Carmen García-Trevijano por el envío del ejemplar

18 comentarios :

  1. Como decía antes en otro blog, de momento no voy a apuntar más novela negra porque ya voy bien surtida; pero no lo descarto en un futuro. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Me atrae mucho todo lo que cuentas y la tengo más que apuntada. Espero hacerme pronto con un ejemplar y leerla.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Qué ganas de estrenarme con este autor, me encantan estas historias tan sucias y protagonizadas por personajillos de poca monta. Ya me puso Pedro sobre la pista de este título y con cada reseña, más ganas me dan de descubrirla.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. No lo descarto, me gusta este género :D

    ResponderEliminar
  5. Tiene buena pinta, me la apunto.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Todavía no he leído nada de este autor y la verdad es que no sé a qué espero. Bueno sí lo sé, a aligerar la lista de pendientes, lo cual es misión imposible así que tendré que hacerle un hueco.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. La anterior novela del autor me gustó mucho y ésta la tengo pendiente
    Besos

    ResponderEliminar
  8. No lo conocía pero pinta bastante bien :D
    <3

    ResponderEliminar
  9. Es una autor con el que tengo ganas de probar, aunque me llama más su anterior novela
    Besos

    ResponderEliminar
  10. No he leído nada de este autor, pero genial la iniciativa de lograr la satisfacción al lector, mediante este disparatado cuento, genial!!

    ResponderEliminar
  11. Lo tengo apuntado para la yimcana criminal aprovechando que está situado en las islas :)
    un beesito

    ResponderEliminar
  12. Pude conocer al autor en BCN Negra, donde presentó esta novela y me dejó muy buen sabor de boca. Un beso

    ResponderEliminar
  13. No es una novela que me atraiga de forma especial

    ResponderEliminar
  14. Apuntada queda. Es una novela que se sale de lo original y, al mismo tiempo, aprovecha la trama para hacer crítica social. Tiene que ser un disfrute encontrarse con personajes de esta índole. Besos.

    ResponderEliminar
  15. Tuve una muy buena experiencia leyendo La estrategia del pequinés, el libro anterior del autor, así que este título lo tengo muy en cuenta para el verano. 1beso!

    ResponderEliminar
  16. Me la apunto por que me encantan las novelas negras.

    ResponderEliminar
  17. Apuntada. De este autor no había oído nada,...

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...